Ovación
Viernes 13 de Mayo de 2016

Boca empató con Nacional de Uruguay como visitante y quedó bien parado

Igualó en un gol en el partido de ida en Montevideo y definirá con ventaja en La Bombonera.

Boca logró uno de esos empates que valen mucho en el primer partido de la llave de cuartos de final. Porque lo consiguió de visitante, en un campo de juego difícil como es el Parque Central de Montevideo, ante un complicado Nacional, y sobre todo porque hizo un gol de visitante, que vale doble de cara a la revancha en la Bombonera, en la que tendrá dos resultados favorables: el triunfo y la igualdad en cero para ser semifinalista.

El desarrollo del juego fue cerrado, tanto que la apertura llegó a los 69' por intermedio del colombiano Frank Fabra, con un zurdazo alto. Y al toque la igualdad (75') con una volea dentro del área de Sebastián Fernández, ex Banfield.

De arranque Nacional fue un poco más pero no tuvo jugadas claras de peligro, mientras que Boca no mostró potencia final más allá de un buen juego en el medio.

El desarrollo se hizo impreciso y con reiteradas infracciones que deslucieron el juego. En ese contexto, Boca no logró llevar la pelota con claridad al tridente ofensivo Pavón-Tevez-Carrizo, tanto que el único remate al arco fue de Peruzzi desde lejos (33'). Mientras que los uruguayos también sólo exigieron a Orion a los 22' en una pelota de Fucile desde lejos.

En el segundo tiempo Boca cambió su fisonomía en ataque con el ingreso de Chávez, porque pasó al ataque de manera más directa. Primero avisó Meli con un remate desviado y luego Chávez le pegó con tres dedos y la pelota dio en la parte exterior del arco.

Y en la tercera llegó el gol: Chávez picó a espalda de los centrales, la controló y cambió de frente por abajo para Fabra, quien se metió al área y definió con un potente zurdazo cruzado.

En desventaja, Nacional se desesperó en saltar líneas y no tardó para el 1-1: Tabó mandó el centro, Ramírez la bajó hacia el medio para la aparición de Fernández, quien de volea venció a Orion.

Y nada cambió en los últimos 25', porque no se atrevieron a arriesgar. Sobre todo Boca, porque el empate en un gol lo dejaba bien parado para la revancha.

"Nos esperan 90 minutos durísimos en la revancha"

"Más allá de que marcar de visitante es bueno, nos esperan 90 minutos durísimos para la revancha", dijo el mellizo Guillermo Barros Schelotto sin confiarse demasiado del 1-1. Y agregó: "Fue un partido disputado, muy cerrado, con pocas situaciones de gol, y la revancha seguramente va a ser igual".

Comentarios