Escenario
Lunes 28 de Noviembre de 2016

Black Sabbath se despidió de Argentina

La legendaria banda británica Black Sabbath se despidió el sábado último del público argentino con un concierto épico, ante un colmado Estadio Vélez Sársfield, de la Ciudad de Buenos Aires, en donde se destacó tanto la capacidad del grupo para sonar de manera compacta, como la calidad individual de sus integrantes.

La legendaria banda británica Black Sabbath se despidió el sábado último del público argentino con un concierto épico, ante un colmado Estadio Vélez Sársfield, de la Ciudad de Buenos Aires, en donde se destacó tanto la capacidad del grupo para sonar de manera compacta, como la calidad individual de sus integrantes.

En el marco del "The End Tour", que pone punto final a casi cincuenta años de carrera, la agrupación nacida en Birmingham, que puso los cimientos del heavy metal a nivel mundial, ofreció un contundente show de poco más de una hora y media, en el que no faltó ninguno de sus clásicos.

Más allá de la potencia y el macizo bloque sonoro, el recital permitió el lucimiento personal del guitarrista Tommy Iommi, el cantante Ozzy Osbourne, el bajista Geezer Butler y el baterista Tony Cufletos, quien reemplaza al original Bill Ward, ante la negativa de sumarse a esta última gira.

Como una postal, el cuarteto se abrazó en el centro del escenario en lo que será la última imagen que el público local tendrá de esta histórica banda que, a lo largo de 50 años, no sólo dejó buena música que originó todo un género, sino que también aportó condimentos visuales y comportamientos que dejaron su huella en el rock mundial.

Comentarios