Economía
Viernes 21 de Octubre de 2016

Bioceres compró 50,01 por ciento de la firma Rizobacter

Las dos empresas líderes en biotecnología local se integran, en el marco de una tendencia del sector a las fusiones que se desarrollan a nivel global.

Las dos compañías nacionales líderes en agrobiotecnología se sumaron a la tendencia global del sector sobre compras, fusiones y alianzas. La rosarina Bioceres adquirió el 50,01 por ciento del paquete de acciones de la firma Rizobacter, con sede en Pergamino. Según trascendió, la operación involucró 100 millones de dólares.

Bioceres es la compañía creada en Rosario a principios de siglo por productores agropecuarios interesados en invertir en biotecnología. Junto al Conicet, participa del Instituto Nacional de Biotecnología Aplicada (Indear). Desarrolla y ofrece múltiples tecnologías, entre las que se incluyen la biotecnología de semillas y la biotecnología dedicada a la producción de enzimas industriales y tecnologías de fermentación. El año pasado se convirtió en la primera empresa a nivel mundial en recibir aprobación regulatoria para una tecnología de tolerancia a sequía en semillas de soja.

Rizobacter es líder en microbiología. Participa del 30 por ciento del mercado de inoculantes, que en el caso de soja llega a 20 por ciento. Comercializa sus productos en más de 30 países. En el ejercicio 2015-16 facturó 91,5 millones de dólares.

Ricardo Yapur, CEO de Rizobacter, declaró que el ingreso como accionista de Bioceres les permitirá complementarse para continuar siendo "vanguardistas en alta tecnología y exportar a lo mejor de la agroindustria nacional".

La operación entre las dos empresas biotecnológicas argentinas no es ajena a las compras y fusiones que dominaron el mercado de grupos semilleros y de protección de cultivos a nivel global. "Nos enorgullece que entre argentinos podamos unirnos para competir a escala global", señaló Yapur.

Por su parte el CEO de Bioceres, Federico Trucco, expresó que "la búsqueda de soluciones que permitan potenciar la productividad de los cultivos requiere de un abordaje integrado".

"Rizobacter cuenta con una formidable plataforma de soluciones microbiológicas y químicas para la nutrición y protección vegetal, que sumadas a las capacidades en biotecnología de semillas de Bioceres, nos permiten dar un gran impulso a esta idea", señaló.

En 2014, ambas firmas crearon Semya, un joint venture que realiza investigación conjunta y desarrollo de productos biológicos.

Comentarios