Edición Impresa
Jueves 24 de Septiembre de 2015

Binner sabe cuál es el camino

Hermes Binner parece no tener dudas de cuál es el camino para que su candidatura pueda remontar la cuesta de las Paso y acceder al Senado nacional.

Hermes Binner parece no tener dudas de cuál es el camino para que su candidatura pueda remontar la cuesta de las Paso y acceder al Senado nacional. Un ejemplo de ello se vivió en Casilda, en ocasión de los festejos por el Día de la Industria. Allí, fue abordado por varios periodistas que lo interrogaron sobre la estrategia del Frente Progresista para las elecciones del 25 de octubre. La pregunta llegó casi por decantación natural: ¿Cómo imponer una boleta corta en medio de una contienda presidencial? Rápido de reflejos, el ex gobernador metió su mano derecha en uno de sus bolsillos y sin decir agua va, extrajo una tijera escolar. Sonriente por la picardía, explicó que esa es la opción que tienen los santafesinos para cortar boleta y colocar la suya en las urnas. ¿Se vienen tijeras para todos y todas?

Los senadores del ex candidato

Eduardo Buzzi fue precandidato a gobernador del Frente Renovador y perdió la interna con Cachi Martínez. No se desanimó; esta semana se lo vio participar en un acto de Scioli, en una cabriola política que después intentó defender sin mucha suerte. Es decir, llegó a las primarias apoyando la candidatura a senador de Eduardo Romagnoli, en ese momento su compañero de ruta en el massismo. Luego de su derrota, se olvidó de sus compromisos previos y anunció en los medios que iba a votar a Binner como senador ya que le parecía lo mejor para los intereses de la provincia, por sobre el propio Romagnoli y Perotti. Ahora, dos meses después, el destino lo puso en una nueva encrucijada. Buzzi en este momento apoya a Scioli, quien lleva como candidato a Perotti. O sea que lo más lógico es que vote a Perotti. ¿O seguirá pensando que lo mejor es Binner? ¿Y Romagnoli? El único que tiene derecho al pataleo es Reutemann: a él nunca lo elogió. Al menos hasta el cierre de esta edición.

Comparaciones que matan

El Papa respondió preguntas de los enviados especiales a su gira por Cuba y Estados Unidos sin agenda previa. Obama, el presidente más poderoso del mundo, se somete periódicamente a conferencias de prensa. Entonces, ¿por qué Cristina no lo hizo en todos es años? Un interrogante muy difícil de poder explicar.

Comentarios