Escenario
Martes 25 de Octubre de 2016

Bill Murray, premiado como el rey del humor

Bill Murray fue homenajeado la noche del domingo en Washington, donde recibió el premio Mark Twain, el máximo galardón al humor que se otorga en Estados Unidos.

Bill Murray fue homenajeado la noche del domingo en Washington, donde recibió el premio Mark Twain, el máximo galardón al humor que se otorga en Estados Unidos. El comediante, de 66 años, protagonista de películas como "Perdidos en Tokio" (2003), "Cazafantasmas" (1984) y "Hechizo del tiempo" (1993), recibió el galardón en una ceremonia en el Kennedy Center.

En la ceremonia —llena de chistes sobre la personalidad evasiva y estrafalaria de Bill Murray— el actor agradeció a su hermano Bryan, "la única razón por la que estoy aquí", porque fue quien lo hizo debutar en el teatro en Chicago para después hacerse famoso con sus sketches en "Saturday Night Live", programa que ha catapultado a numerosos actores.

Conocido por vivir fuera de la burbuja de Hollywood, Murray admitió que sentía incómodo sentado en un palco con su familia mientras más de una docena de compañeros de escena y colaboradores hablaban cálidamente de su trabajo. "Es realmente difícil escuchar a toda esta gente siendo linda con uno por dos días", dijo. "De verdad hace que parezcan sospechosos", ironizó.

Su discurso de aceptación siguió a un sentido homenaje de un barbudo David Letterman, quien hizo una rara aparición desde que terminó su programa nocturno el pasado junio. Murray apareció como invitado en el show de Letterman 44 veces a través de los años y ambos se hicieron buenos amigos.

Hubo muchas risas a costillas de Murray durante la velada. Jimmy Kimmel, Aziz Ansari, Sigourney Weaver y Steve Martin estuvieron entre los que se burlaron del comediante por mantenerse alejado, ser impredecible y difícil de ubicar, y de algún modo igualmente querible.

Tras darse a conocer en "Saturday Night Live", el comediante protagonizó algunas de las más exitosas comedias de las décadas de 1980 y 1990, antes de hacer la transición a papeles más dramáticos. Fue nominado a un Oscar por su conmovedora interpretación de un actor en "Perdidos en Tokio", de la directora Sofia Coppola.

Comentarios