Edición Impresa
Viernes 06 de Mayo de 2011

Bienvenidos al tren

Hasta ahora había pasado desapercibido, pero finalmente se supo que el recorrido inaugural del tren urbano de Santa Fe no fue corto -20, quizás 30 metros, como máximo- porque así lo previeran sus mentores, entre ellos el intendente de la capital provincial y precandidato a gobernador, Mario Barletta, sino por un insólito error de cálculo.

Hasta ahora había pasado desapercibido, pero finalmente se supo que el recorrido inaugural del tren urbano de Santa Fe no fue corto -20, quizás 30 metros, como máximo- porque así lo previeran sus mentores, entre ellos el intendente de la capital provincial y precandidato a gobernador, Mario Barletta, sino por un insólito error de cálculo. Es que luego de andar esos escasos primeros metros la formación se encontró con un andén mal construido: era demasiado ancho, invadía las vías e impedía que el tren avanzara. El detalle fue descubierto por un santafesino que filmó ese “viaje inaugural” con su teléfono y subió el video a la red social YouTube, donde ya fue visto por más de seis mil atónitos usuarios. A cualquiera le puede pasar.

Un restaurante casher en Rosario

El Hotel Esplendor Savoy, ubicado en la esquina de San Lorenzo y San Martín, está otra vez en obras, en este caso de ampliación. El proyecto contempla la construcción de 54 nuevas habitaciones (llegará así a un total de 134) y dos nuevos salones de eventos. Pero la novedad estará en el área gastronómica, ya que tendrá el primer restaurante con cocina casher del interior del país. Casher es una palabra hebrea que designa a los productos que cumplen con el conjunto de leyes dietéticas del judaísmo. Entre las comidas típicas que ofrecerá el menú estarán los famosos knishes de papas. ¡Habrá que probarlos!

Un trago más para Chiche

Coqueto como siempre, no le reveló a nadie cuántos años cumple, pero todos suponen que ya son más de cuarenta. Horacio Romano, a quien todos conocen como Chiche, no sólo es uno de los barman más reconocidos de la ciudad sino una referencia que el tiempo fue construyendo desde la clásica barra de Paco Tío. Hoy, en compañía de sus numerosos amigos y clientes, seguramente celebrará con alegría otro año transcurrido junto a lo que más quiere en la vida: su trabajo y su gente. Salud, Chiche. Que haya muchos tragos más.

Comentarios