Bicentenario
Sábado 28 de Noviembre de 2015

Osvaldo Bayer: "El valor supremo de la educación es la ética"

Por su compromiso en las luchas sociales, el investigador, ensayista y periodista será distinguido por la universidad pública.

"La ética es el valor supremo que debe regir a la educación en las universidades", afirma el periodista y escritor Osvaldo Bayer, a quien la Universidad Nacional de Rosario (UNR) distinguirá el jueves 2, con el título de Doctor Honoris Causa, por su lucha y compromiso con los derechos humanos.

Mientras remarca que "la educación pública es el centro de la formación", admite si bien he recibido ya este tipo de reconocimientos en distintas facultades, me emociona mucho y es un honor ser recibido en el centro del saber y del estudio. Siempre en estos actos recuerdo a los compañeros caídos, a los que no vivieron para ser homenajeados por sus luchas", señala el autor de la célebre investigación sobre los fusilamientos de peones rurales huelguistas en la Patagonia, en 1921 ("La Patagonia rebelde", cuatro tomos publicados entre 1972 y 1975, tras un largo y estricto trabajo de investigación sobre documentos y testimonios).

El título honorífico que recibirá Bayer es una distinción especial que una universidad otorga a personas eminentes. Esta designación se otorga principalmente a personajes que han destacado en ciertos ámbitos.

Desde su casa del barrio porteño de Palermo, Bayer habló con LaCapital para adelantar su visita a Rosario: "Me gusta dar conferencias y hablar en las facultades, son lugares por los que siento mucho cariño porque son sitios donde hay más libertad y protagonismo de los estudiantes. Las asambleas son lugares para compartir luchas y participación. Trato siempre de estar cuando me invitan a estos encuentros, también me recuerdan mi paso por las aulas como joven universitario".

Sobre ese tiempo, relata: "Estudié historia en la universidad alemana de Hamburgo (de 1952 a 1956) y allí se vivía un clima de posguerra, los estudiantes alemanes se preguntaban cómo había sido el apoyo al nazismo". Al consultarlo sobre cómo se daban esas grandes discusiones, indica que "generalmente eran los mismos profesores, quienes impulsaban a pensar en la historia". Y agrega: "También mi época como docente universitario fue muy valiosa, siempre había debates desde la ética y la política". Sobre ese compromiso con la ética, afirma que "me llega a partir de la educación que me dieron mis padres, de las experiencias en la adolescencias, de las enseñanzas de algunos profesores".

También, al resaltar el concepto de ética, menciona a los viejos anarquistas con su solidaridad y compromiso. "La educación era una herramienta para ellos, fueron los que impulsaron bibliotecas populares, producían obras de teatro, imprimían revistas y daban participación a las mujeres y los niños".

De Santa Fe a Alemania. Nacido el 18 de febrero de 1927 en Santa Fe, su padre trabajaba en Correo y Telégrafo y su madre era ama de casa, quien cuidaba de él y su hermano cuando su padre viajaba como inspector. También vivió en Tucumán, en la bonaerense Bernal y luego en Belgrano, donde regresó tras su exilio en 1983. Estudió filosofía, fue traductor y es profesor honorario, titular de la Cátedra Libre de Derechos Humanos de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA.

"Al regresar de Alemania trabajé en la Facultad de Filosofía y viajé en Esquel, donde fundé el diario La Chispa, «primer periódico independiente de la Patagonia»", explica. "Allí trabajé en la defensa de los campesino y originarios".

Por su compromiso de trabajador y anarquista chocó con las patronales y así pasó por Noticias Gráficas y Clarín. Esa honestidad también lo llevó a ser secretario general del Sindicato de Prensa de Buenos Aires, de 1959 a 1962.

Mientras completaba su investigaciones, en épocas del gobierno de María Estela Martínez de Perón, fue uno de los amenazados y perseguidos por la Alianza Anticomunista Argentina, conocida como Triple A, y liderada por José López Rega. Así se decidió exiliarse en Berlín, en 1974, para regresar con la restitución del período constitucional, en 1983.

Reconocimientos. En 1984 recibió el Premio Konex, diploma al mérito en la disciplina Testimonial referidas a las Letras de Argentina. En abril de 2003 recibió el grado de doctor honoris causa de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, en reconocimiento de su trayectoria en la lucha por los derechos humanos, la literatura y el periodismo.

Antes de ser distinguido por la UNR, ya recibió el título de doctor honoris causa en las del Comahue (1999), de San Luis (2006), del Sur (2007), en Córdoba (2009), Quilmes (2009) y en 2011 en San Juan.

Salir a la calle. Las recientes elecciones presidenciales también fue tema de la charla con Bayer: "Estamos en un tiempo confuso, hay que salir a la calle a sostener la ética, hay momentos en que se pregunta si aprendimos algo".

El historiador y referente de la juventud por su compromiso con las luchas de los movimientos sociales advirtió que "Macri es un hombre sin antecedentes políticos. Un multimillonario que no hizo nada por el pueblo. Siento una enorme nostalgia por los luchadores de nuestro país".

"Nunca escribió un ensayo sobre política, ni trabajó. Sólo fue jefe de gobierno porteño y no hizo nada en ocho años. No hemos dado un paso adelante, lo tomo como una derrota, pero hay que volver a la lucha, a la educación y al protagonismo de los jóvenes", remarcó.

Y Bayer sigue, recorre el país con su colega Valko, con la obra de teatro "Las putas de San Julián" y hasta ha recitado en recitales de rock del grupo Arbolito, una banda que recuerda un relato histórico del escritor.

"Maestro" es la palabra con la que con respeto y confianza lo nombran cientos de jóvenes solidarios y comprometidos que ven en Bayer un ejemplo de lucha por las utopías. Como ese joven estudiante de arte que un día se acercó a su casa para proponerle pintar un mural en el frente de su casa. Así, en la esquina de Arcos y Monroe, multicolor y dinámico las paredes sobresalen con una alegoría a la resistencia de la lucha de los pueblos originarios.

Los pibes saben que ahí vive el "Maestro", donde un cartel fileteado se lee: "El tugurio", como apodó a su casa su amigo y también compinche escritor Osvaldo Soriano. Allí, según dice Bayer: "Marlene (Dietrich) sigue cantándome todas las noches, justo cuando cierro los ojos y empiezo a soñar" .

El rebelde amanecer 

Además de ser autor y guionista del filme “La Patagonia rebelde”, basado en la investigación ya citada y dirigida por Héctor Olivera. Con ella ganaron en 1974 el Oso de Plata en la Berlinale. También es autor de las investigaciones “Los anarquistas expropiadores”, “Fútbol argentino”, “Rebeldía y esperanza, Severino Di Giovanni” , “En camino al paraíso”, ensayo (1999), la novela “Rainer y Minou”, (2001) y “ Obras completas”, Página 12, Buenos Aires, (2009), diario en el que sigue colaborando.
  En 2008, junto a los cineasta Mariano Aiello y Kristina Hille, escribió el guión del filme Awka Liwen (Rebelde Amanecer, en mapudungun, la lengua mapuche). La obra articula la masacre de originarios (1879) y la última dictadura militar 1976-1983.
  Al presentar en mayo de 2009 al documental en el auditorio del diario La Capital, Bayer decía a este medio: “Es la historia del saqueo, desde Roca a hoy, cuando se les niega sus tierras a las comunidades”. También reclamo que “los gobiernos hagan una autocrítica y pedir perdón por las matanzas contra los originarios”.
  La película, declarada de Interés Nacional por la Presidencia de la Nación, se preestreno en noviembre de 2009 en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires. Pero . En septiembre de 2011, los descendientes de José Martínez de Hoz y Jorge Rafael Videla, presentaron una denuncia por injurias en esa investigación.

Cátedra libre del agua

 “Con el doctor Ricardo Petrella, referente de la campaña para declarar Ilegal a la pobreza, porque donde hay pobreza no hay agua, nos contactamos con Bayer. Le propusimos que apadrinara el proyecto”, dice Aníbal Faccendini, director de la Cátedra Libre del Agua, en la Facultad de Ciencia Política de la UNR.
  El jueves 3 de diciembre se realizará el reconocimiento a Bayer en  el aula magna de la Facultad de Derecho (Corrientes 2020), a las 17.30.
  El periodista acompaña las campañas, charlas  y presentaciones para lograr, la aplicación del “derecho de jarra”, que permite acceder al líquido elemento en forma gratuita en bares, y restaurantes, derecho que se piensa extender a lugares de trabajo, como el convenio realizado con el Poder Judicial de la provincia, que garantiza el beneficio en su sede.
  La Cátedra Libre del Agua comenzó en 2009 y articula teoría académica con la práctica.
  Cabe destacar que el agua genera un debate no cerrado,  ante los fondos que recibían las universidades —como la UNR— de la minera La Alumbrera. En 2009, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), presidido entonces por Darío Maiorana, aceptó 36,8 millones de pesos, sumados a los 50 millones recibidos por los rectores de las universidades en 2008.
  Estudiantes y algunas universidades no aceptan esos fondos derivados por ley, ante los posibles   condicionamientos de una minera que consume 100 millones de litros de agua por día.

Volver al conservadurismo absoluto

Antes de las recientes elecciones, Bayer advirtió: “Si gana Macri no sé a dónde va a ir a parar el país, a dónde van a ir a parar la clase media, la clase trabajadora”. Explicaba ya que la victoria macrista sería “darle el poder al capital directamente”. En lo referente al voto de la clase media, el historiador decía que “siempre ha votado a un sector que va hacia el que tiene más dinero y no al que garantice el bienestar de todos”.
 

Comentarios