Ovación
Sábado 21 de Mayo de 2016

Bianchi, un ex de Renato Sesarini que estará en el Decano tucumano

El defensor con pasado en el fútbol rosarino estará mañana con Atlético Tucumán en el Coloso. Habló de la chance de la Libertadores,su historia y como marcar a Maxi y Scocco

Bruno Bianchi tiene un pasado en el fútbol rosarino. El zaguero central de Atlético Tucumán pasó por las inferiores de Renato Cesarini. Nacido en Conesa, localidad ubicada a 35 kilómetros de San Nicolás, jugará mañana con el Decano en el Coloso, con el objetivo de finalizar en la segunda posición de la zona 2 y así clasificar a la Copa Libertadores. El futbolista de 27 años habló de este presente y de la manera que deberá marcar a jugadores de la talla de Ignacio Scocco y Maximiliano Rodríguez .

   "Los partidos se fueron dando y es increíble lo que estamos viviendo. Encontrarnos en un partido así es muy importante para nosotros, para la provincia. Cuando arrancamos el torneo, había un poco de incertidumbre. Pensábamos que a esta altura íbamos a estar peleando por mantener la categoría", contó Bianchi.

   El defensor estuvo en las inferiores de Estudiantes y a los 17 años se fue a Tecos de México, pero no jugó por un conflicto con el club pincharrata. Luego se fue a San Martín de Porres de Perú (2008) y Palestino de Chile (2009), Lemona (2009-2010), de la 3ª división de España. Volvió al país y estuvo varios meses sin jugar. No tenía ningún sustento económico y pensó en retirarse.

   "Cómo no me van a venir ahora esos recuerdos De lo malo es de donde se aprende más. Después de estar en una situación así, hay que disfrutar al máximo de lo que estamos viviendo. Es un regalo por todo el esfuerzo que hice para tratar de estar en la elite del fútbol argentino", dijo.

   Cuando "había pensado en dejar el fútbol", se le dio la chance de ir a Douglas. "Conocí a una persona maravillosa como Roberto San Juan (representante), que me ayudó. Y en Douglas logré el ascenso (al Nacional B)", dijo.

   Por todo lo que atravesó, es valioso este presente personal y de Atlético Tucumán. "Significa mucho porque la vengo peleando desde hace años. Hace 4 años que estoy en Atlético y todos los años quedábamos al borde del ascenso a primera. Pero después lo conseguimos el año pasado y fue muy lindo. Lo mismo que vivir ahora todo esto, con las mismas caras del plantel de las últimas temporadas. A medida que se fueron dando los resultados, recordamos todo lo que fuimos pasando. Me siento muy orgulloso de mis compañeros, con el alma llena porque sé el laburo que hicimos", expresó.

   El futbolista volvió sobre sus pasos y contó de sus comienzos. "De chico jugué en Renato. Fui a los 12 años y después me volví a mi casa. Luego regresé a los 14. Se hizo una prueba para ir a Estudiantes y quedé. Me llegaron las cosas rápidas. Fue lindo, pero a veces eso confunde", reconoce sobre algunas decisiones desacertadas que tomó, como fue irse a México por sugerencia de unos empresarios.

   El fútbol rosarino tiene una importante presencia en el conjunto tucumano, con Bianchi, Franco Sbuttoni (ex Tiro y Central Córdoba); Matías Ballini, el entrenador Juan Manuel Azconzábal y el mánager Diego Erroz (ex Central); y el ayudante técnico Ariel Pepi Zapata (ex Newell's). "Con varios de ellos siempre hablamos de allá. Con el Gringo (Sbuttoni) tengo una relación muy buena desde que llegamos acá hace cuatro años", contó.

   Bianchi sostuvo que para el partido de mañana "no tiene secretos" para marcar a Maxi y Scocco. "Tienen mucha técnica y son muy vivos a la hora de leer los partidos. Hay que estar concentrados al máximo para tratar de contenerlos y no dejarlos pensar tanto porque son jugadores de muchísima categoría", dijo.

Comentarios