Newell's
Miércoles 22 de Junio de 2016

Bermúdez puso la firma y ratificó a Osella como DT

El flamante presidente leproso quiere que se queden Maxi y Nacho y más que refuerzos traerá "incorporaciones".

Eduardo Bermúdez asumió ayer por la mañana la presidencia rojinegra de manera formal. En el salón principal de la administración del club, en el parque Independencia, el flamante mandamás leproso recibió "la llave del club" de manos del presidente saliente Jorge Riccobelli y esto marcó el inicio de una nueva etapa en Newell's. Fue un acto sencillo, café de por medio, pero muy respetuoso tanto de las autoridades entrantes como de las que dejaban el cargo. Los rostros exultantes de los vencedores en las urnas del último domingo contrastó con las caras ya curtidas de los ahora ex directivos, que debieron lidiar con un gran desgaste por los cuestionamientos de los últimos tiempos. Igual lo positivo de la jornada de ayer fue el recambio democrático y cordial a la hora del traspaso del mando. Así se cerró un ciclo con buenas y malas y arranca otro con las expectativas renovadas y el gran desafío de revertir, fundamentalmente, la malaria en los resultados futbolísticos de los últimos torneos.

Tras las firmas de rigor en las actas correspondientes y la presentación protocolar de las nuevas autoridades, el flamante presidente Eduardo Bermúdez aceptó la rueda de prensa improvisada ante la maraña de periodistas y allí, fiel a su estilo verborrágico y frontal, lanzó frases contundentes, sin correrse ni un centímetro de lo que fue su plataforma electoral y con picardía en algunas respuestas.

Para arrancar reafirmó lo que publicó Ovación en su edición de ayer: "Diego Osella seguirá siendo el técnico de Newell's".

"Es una nueva etapa para Osella. Yo siempre dije en la campaña que era un técnico al que los jugadores lo querían mucho, que trabajaba muy bien, que había estado en un etapa muy difícil y que no había armado el plantel. Además la comisión directiva estaba media disuelta y los jugadores que tenía en un sesenta por ciento se le iban en junio. Encima las agrupaciones buscan a (José) Mourinho o (Josep) Guardiola para reemplazarlo y así era muy difícil trabajar. Nosotros en la campaña no fuimos por el voto con las promesas de un DT. Siempre dije que primero iba a hablar con Osella, que también es medio loquito como Sampaoli y Bielsa, les aclaro", les avisó a los periodistas con una sonrisa.

Claro que el fútbol acaparó todas las consultas de la prensa. "El Newell's de Osella jugó como pudo, porque corrió con un karting frente a autos de Fórmula Uno. Sabemos que Osella quiere un equipo equilibrado, con intensidad y orden táctico. Con Martín Mackey, que será el director deportivo, lo seguimos durante dos meses, lo analizamos, y evidentemente merece una oportunidad. Ahora depende de Osella. Es un gran trabajador", abundó.

Y siguió: "Hablar de refuerzos de jerarquía es imposible. Porque decir refuerzos es una palabra muy difícil porque no hay plata. No creo que ningún club del fútbol argentino pueda gastar cuatro o cinco millones de dólares. Nosotros vamos a traer incorporaciones y vamos a tener mucho cuidado en los jugadores que vendrán. Veremos los jugadores que regresan de los préstamos, como Eugenio Isnaldo y Víctor Figueroa, además de los que se van. Lo resolverá Osella".

Además expresó que "Maxi y Scocco son dos jugadores que están un escalón arriba de todos, al igual que Mateo. Así que vamos a apoyarlos y armarles un plantel y un equipo para que puedan lucirse. Igual acá puede venir un chico de divisiones inferiores y sacarle el puesto a Maxi, Scocco o Mateo. Hay que hacer méritos para jugar".

Eduardo Bermúdez se llevó todos los flashes. Pero en el recinto estaban todas las autoridades salientes y entrantes. El único de los candidatos a presidente que fue derrotado en las urnas y asistió fue Luis Facciano, de Futuro Leproso.

Así fueron los primeros pasos de Bermúdez al frente del club. Nadie deberá explicarle adónde va cada puerta que hay en Newell's. Conoce cada rincón de la institución y por eso no necesitará período de adaptación. El nuevo presidente estaba feliz, pero sabiendo la responsabilidad que tiene en sus espaldas. "El traspaso con la comisión saliente fue muy bueno", expresó antes de cerrar el contacto con los medios y confiar un deseo: "El sueño de todos es que en el futuro pueda venir Messi".


Comentarios