Información Gral
Viernes 06 de Enero de 2017

Bergman relacionó incendios y crecidas con una "profecía apocalíptica"

El ministro de Ambiente recorrió dos localidades afectadas por el fuego. Dijo que los desastres son resultado de la falta de obras y del calentamiento.

Los incendios forestales quemaron unas 700 mil hectáreas en la región central, resumió anoche el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el rabino Sergio Bergman, quien se refirió a esos siniestros y a las inundaciones en varias provincias como una "profecía apocalíptica".

"Lo que parecía una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá (Buenos Aires, La Pampa y Río Negro) tenemos incendios, en la provincia de Santa Fe tenemos inundaciones", afirmó Bergman durante una visita a la localidad pampeana de La Adela.

"Esto habla justamente de lo que se llama adaptación, que es cómo nos vamos a ir organizando para que frente a lo que hicimos al planeta, que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes, estemos en condiciones de minimizar riesgos", señaló el ministro.

Bergman, que además de La Adela estuvo en la localidad bonaerense de Algarrobo junto al titular de la cartera de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, dijo estar "preocupado pero tratando de dar apoyo juntos, provincia y Nación, a intendentes y fundamentalmente a brigadistas y bomberos que ponen su cuerpo y hoy están en este frente de contención y manejo del fuego".

"La cifra es realmente alarmante, los incendios ya superan las 700.000 hectáreas", declaró Bergman, aunque otras fuentes oficiales dicen que el territorio quemado alcanzaría ya 1,4 millón de hectáreas.

"2016 fue el año de mayor temperatura de las últimas décadas y todo lo que tiene que ver con pastizales y cultivo de cereales es un material combustible de primera magnitud", señaló.

Destacó las políticas impulsadas por la cartera a su cargo "para superar, como pasó en otras áreas, el estado catastrófico" en algunas zonas y atribuyó esa situación a "la falta de inversión y mantenimiento que hemos padecido en estos años".

El gobierno pampeano informó que cerca de 380.000 hectáreas fueron devastadas por las llamas y 70.000 animales fueron afectados.

El director de Defensa Civil de esa provincia, Luis Clara, indicó que varios focos continúan activos y "el más grande tiene un frente de 15 kilómetros y se mantiene la expectativa de controlarlo, porque si bien es largo, no es demasiado ancho".

"En La Adela las zonas afectadas por las llamas suman 180.000 hectáreas. Esto sumado al registro total de la temporada, son 680.000 hectáreas incendiadas en 80 focos de fuego", precisó.

Los incendios se propagaron hacia el sur de Buenos Aires y arrasaron más de 250.000 hectáreas en los partidos de Carmen de Patagones, Villarino, Puán, Bahía Blanca, Coronel Dorrego y Monte Hermoso.

Comentarios