Información Gral
Viernes 27 de Mayo de 2016

Barreda apareció muy demacrado en un hospital de Tigre

El odontólogo Ricardo Barreda, quien purgó larga condena por matar a su familia, no escapó a las secuelas de la institucionalización carcelaria ya que una semana después de que concluyera su condena y quedara en libertad fue hallado en un hospital de Tigre cerca de donde en diciembre del año pasado había fijado su domicilio cuando consiguió el beneficio de la libertad condicional y al que llegó en total estado de abandono.

El odontólogo Ricardo Barreda, quien purgó larga condena por matar a su familia, no escapó a las secuelas de la institucionalización carcelaria ya que una semana después de que concluyera su condena y quedara en libertad fue hallado en un hospital de Tigre cerca de donde en diciembre del año pasado había fijado su domicilio cuando consiguió el beneficio de la libertad condicional y al que llegó en total estado de abandono.

El célebre homicida fue identificado luego de un pedido solidario que una vecina de Tigre compartió en su perfil de Facebook, en el que se veía una foto de un hombre de características similares a Barreda. "Amigos, este señor abuelo, está en el hospital. No sé cuánto hace. Se llama Alberto Navarro. Dice que no tiene parientes. Pero yo creo que sí. Ahora me pregunto, cómo pueden abandonarlo a su suerte. Si usted lo conoce y conoce a su familia, está en el hospital de Pacheco", publicó el martes Laura Cesetti en su perfil de Facebook.

Uno de los usuarios de la red social lo compartió con sus 5.200 de sus contactos. Ninguno de ellos puso en duda la identidad del anciano de la foto.

Finalmente, el portal Big Bang News encontró un testigo que pudo confirmar que el "abuelo buscando amor" era, en realidad, Barreda, condenado a reclusión perpetua por matar a su esposa, sus dos hijas y su suegra el 15 de noviembre de 1992.

"Apareció en el hospital y dijo que no tenía dónde ir. Tenía un problema en la próstata. Dijo que su familia lo había abandonado. Trató mal a una enfermera y quiso quedarse a dormir. Alguien le preguntó si era Barreda y dijo que se llamaba Alberto Navarro. Al rato se fue, apenas podía caminar, tenía los pantalones bajos", contó el testigo.

Barreda es un hombre libre desde el viernes 13, cuando la Justicia declaró extinguida su pena por pedido del abogado defensor Eduardo Gutiérrez. Un amigo le alquiló una casa en el partido de Tigre, cerca del hospital de Pacheco.

Comentarios