El Mundo
Lunes 04 de Julio de 2016

Bangladesh: aseguran que no fue el EI

Bangladesh negó que el Estado Islámico (EI o Isis) sea el autor del sangriento atentado contra un restaurante frecuentado por extranjeros en Dacca, y acusó a extremistas locales del ataque, en el que murieron 28 personas.

Bangladesh negó que el Estado Islámico (EI o Isis) sea el autor del sangriento atentado contra un restaurante frecuentado por extranjeros en Dacca, y acusó a extremistas locales del ataque, en el que murieron 28 personas. Cinco de los siete terroristas estaban en las listas de sospechosos, aseguró el inspector general de policía Shahidul Hoque. "Hubo intentos de atraparlos varias veces. Todos son extremistas bangladesíes", indicó Hoque.

Por el contrario, el grupo de inteligencia estadounidense Site, habitualmente bien informado, aseguró que el responsable es el Estado Islámico. Además, circuló un comunicado en el que la formación terrorista internacional se hace responsable, pero cuya autenticidad no pudo ser comprobada. La reacción oficial es la habitual en Bangladesh, donde en los últimos meses ha habido varios atentados individuales, que las autoridades atribuyeron a extremistas locales pese a que tanto el EI como Al Qaeda se adjudicaron la mayoría de ellos.

Mientras tanto, comenzó la investigación forense en el restaurante Holey Artisan Bakery, donde los atacantes mataron a 20 rehenes extranjeros y a dos policías. Las víctimas eran de nacionalidad italiana, japonesa, bangladesí, estadounidense e india. Tras horas de mantener sitiado el lugar, las fuerzas de seguridad bangladesíes lo tomaron por asalto en la mañana del domingo. Otros 13 civiles pudieron ser rescatados con vida. Por otra parte, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, negó hoy las informaciones sobre críticas a las autoridades de Dacca por la forma en que respondieron al secuestro. El diario Il Messaggero publicó que los policías que asaltaron el restaurante estaban mal equipados, no alertaron a Italia de la operación y rechazaron la asistencia de fuerzas de inteligencia estadounidenses y británicas. "Pienso que esta polémica no tiene sentido", dijo Renzi en una entrevista con el canal de noticias SkyTG24. "Desde el primer minuto la situación era muy difícil", aseguró. Los atacantes estaban "dispuestos a todo" y determinados a matar, algo que consiguieron, lamentó. La masacre hizo que el presidente italiano, Sergio Mattarella, recortara un viaje a Latinoamérica. Mattarella llegó el viernes a México e iba a trasladarse luego a Uruguay y Argentina hasta el 10 de julio, pero adelantó su regreso el martes desde tierras mexicanas directamente a Roma.

Comentarios