Edición Impresa
Lunes 03 de Febrero de 2014

Banega y esas razones del alma

La llegada de Ever Banega sigue alimentando un proceso histórico en Newell's.

La llegada de Ever Banega sigue alimentando un proceso histórico en Newell's. Una etapa que enriquece un presente de puertas generosas, venas abiertas y sangre en ebullición. Un fenómeno fantástico que enaltece la extraordinaria vigencia de las razones del corazón. Esas que traspasan fronteras, conmueven adentro, sorprenden afuera y se transforman en un irresistible imán de atracción.

Un pasaje que potencia vínculos y desafía lógicas de comportamiento. Que el viernes por la noche le permitió a Valeria, la mujer de Banega, "gritar a los cuatro vientos" la felicidad que significaba arrimarse al terruño del alma, deshidratada entre tantas "lágrimas", "muestras de amor" y un "sueño de siempre" que se apuraba orgulloso por vestirse de realidad.
 
Newell's crece con estos gestos. Refunda sus compromisos, siempre en la misma dirección, siempre con los mismos colores. Con referentes que no dudan en brindarle valores, un norte preciso y espesor cultural a esta cruzada. Con estilo propio y marcas reconocibles en el orillo.
 
Con el Tata y las llaves eternas de este ciclo inolvidable. Con Bielsa y Messi como centinelas, sembrando futuro con sus donaciones en Bella Vista. Con Bernardi como el primer profeta, que se animó a intuir otro futuro junto a la sabia humildad de Mateo.
 
Con Maxi como auténtico exponente de apogeo y principal agente de propaganda. Con Heinze y Scocco que le impregnaron personalidad y goles a un vuelo cautivante, que alcanzó un título terrenal y elevó a un técnico al paraíso como válidas muestras de potenciales y reconocimiento.
 
Con este arribo de Banega, como nueva y conmovedora escena de complicidad. Como señal de apego y cédula de identificación para una ilusión que se renueva a través de ese sentimiento de pertenencia.
 
Con una legión que lleva a Newell's marcado en la piel. Y lo demuestra.

Comentarios