Edición Impresa
Martes 08 de Marzo de 2016

Bandeja feliz

Tras la reforma de los menúes del comedor de la Casa Rosada, el gobierno decidió dar una mejor estética a los almuerzos.

Bandeja feliz

Tras la reforma de los menúes del comedor de la Casa Rosada, el gobierno decidió dar una mejor estética a los almuerzos. La adopción de bandejas coloridas de plástico para ubicar los platos parece que será definitiva, para dejar atrás las de metal de “estilo carcelario”, como se las denominan en los pasillos de Balcarce 50. Sin embargo, no es una iniciativa de Cambiemos, sino que las nuevas bandejas ya estaban en la Casa de Gobierno desde la reforma que había realizado el otrora secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. A pesar de que habían sido compradas por la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner en 2013, las bandejas fueron utilizadas pocos días en tiempos del Frente para la Victoria. La causa de su discontinuidad fueron las quejas de los camporistas que solían almorzar ahí: “Eso se parece a  McDonald’s y eso es Estados Unidos”.

Sumó otro poroto

Martín Lousteau pasó de casi arrebatarle la Ciudad de Buenos Aires al PRO a la embajada en Estados Unidos. Pero el ex ministro de Economía de Cristina Kirchner logró además de la diplomatura en Washington, otro importante puesto para su espacio en el Ministerio de Relaciones Exteriores. El martes pasado el gobierno blanqueó que el ex jefe de campaña de Losteau, Guillermo Laje, será representante Especial para la Promoción Comercial. Este ex gerente de los bancos Galicia y Comafi, y primo del economista, ostentará la categoría de ministro  plenipotenciario de primera clase en el gobierno, según decreto 420 que firmaron el presidente Mauricio Macri y la canciller Susana Malcorra.

Falsa alarma

Jésica Cirio se convirtió en uno de las personas más nombradas en estos últimos días. ¿Por qué? Por el rumor de que se había realizado una ecografía. Muchos especularon que la novia del intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, estaba enla dulce espera, pero poco tardó en descartarse esta teoría. La ecografía existió, sin embargo no fue en la panza sino en la rodilla. Más allá de la falsa alarma, Jésica reconoció que para fin de año le gustaría debutar en la maternidad.

 

Comentarios