Policiales
Jueves 25 de Agosto de 2016

Balearon a un policía retirado que intentó impedir una salidera

Norberto Peyronel estaba de custodio de una distribuidora cuando vio cómo asaltaban a una vecina. Intervino y recibió tres balazos. Se recupera

Un policía retirado que trabajaba como custudio en una distribuidora de alimentos fue baleado ayer a la tarde al tirotearse con delincuentes que asaltaron a una vecina de la cuadra de San Nicolás al 2800. Según la información preliminar, los hampones habían seguido a la mujer desde el centro, donde había realizado una operación en dólares, y antes de que entrara a su casa —acompañada por dos amigas— le sustrajeron un total de 54 mil pesos en efectivo.

En ese momento el comisario inspector retirado Norberto Peyronel, de 57 años, intentó impedir el atraco y entonces se enfrentó con los delincuentes que cubrieron su huida a los tiros. El ex oficial recibió tres impactos de bala por lo que fue trasladado al Hospital Clemente Alvarez. Según fuentes policiales, allí quedó internado fuera de peligro y al cierre de esta edición se evaluaba su derivación a un sanatorio.

El hecho es investigado por el fiscal de Flagrancia Enrique Paz, quien entre otras medidas pidió las imágenes de la videocámara de un comercio cercano que pudo haber registrado la secuencia.

Atraco. El hecho que culminó con el policía baleado comenzó pasado el mediodía de ayer cuando Andrea Cardozo fue al centro a comprar dólares junto con dos amigas paraguayas que estaban de visita en la ciudad. Según contó a este diario la mujer de 43 años, viuda y madre de dos hijas pequeñas, que se dedica a la venta de indumentaria, adquirió 8.000 dólares que luego depositó en una financiera.

Sin embargo, la comerciante se quedó una importante cantidad de pesos que distribuyó de la siguiente manera: 40 mil en su cartera, once mil en la bandolera de una de las amigas y tres mil en la cartera de la otra. Según relató a este diario, realizó un periplo acostumbrado prestando atención al panorama y no notó nada raro hasta que estacionó su Chevrolet Zafira negra frente a su casa.

Sus amigas bajaron e ingresaron al pasillo de su casa, pero Andrea no alcanzó a hacerlo. "Aparecen dos jóvenes, me ponen un revólver en la cabeza y uno me dice «dame los dólares». Le respondí jocosa «llegaste tarde, ya los deposité». Entonces me dijo «dame la cartera». Se la di, con 40 mil pesos. El otro le gatilló a mi amiga y ella le tiró el bolso con tres mil pesos y la otra tiró la bandolera con los otros once mil. Entonces uno de los ladrones le dijo al otro «tirá la puerta abajo» y así se metieron en el pasillo".

Testigo. El atraco fue observado por Peyronel desde un Fiat Uno rojo de un empleado de la distribuidora de alimentos Nutresur EM_DASHubicada en una propiedad contigua a la casa de AndreaEM_DASH donde el ex oficial realizaba tareas de vigilancia. Según la información preliminar, el custodio hizo unos disparos al aire para amedrentar a los ladrones, pero eso originó un tiroteo cuando éstos salían del pasillo.

En el lugar se levantaron entre catorce y veinte plomos. Y si bien hasta ayer no estaba determinada la mecánica de la balacera, en principio se presume que los dos ladrones dispararon contra el policía mientras cubrían su huida hacia uno o dos autos en los que habría uno o dos cómplices esperándolos. No se descartaba que también haya realizado disparos desde esos vehículos, que podrían ser un Renault 9 gris y un Ford Ka dorado que estaban estacionados en las inmediaciones.

Lo cierto es que Peyronel fue alcanzado por al menos tres balazos: dos en la cara y otro en una pierna. El oficial retirado cayó sobre un Fiat 147 blanco de otro empleado de Nutresur que estaba estacionado sobre la vereda contra el portón de la distribuidora. En el auto manchado de sangre también podían verse ayer dos impactos de bala: uno en el capó y otro sobre la puerta delantera izquierda. También fue alcanzado por las balas un Chevrolet blanco que estaba en la esquina y cuya luneta trasera terminó destrozada.

En tanto, Peyronel fue llevado en el Fiat Uno hasta el Heca donde fue asistido y en principio, según aseguraron los voceros policiales consultados, anoche se encontraba fuera de peligro. Según los voceros policiales consultados, el hombre de 57 años se retiró hace dos cuando estaba al frente de la Inspección de Zona Nº 2.

En este marco, entre las medidas ordenadas por el fiscal Paz está analizar las imágenes de la videocámara de un negocio ubicado en la esquina de Virasoro y San Nicolás que podría haber captado la secuencia del episodio. Se espera así obtener pistas sobre los asaltantes.

Marcada. En ese sentido, Andrea estaba segura de que los delincuentes actuaron con información previa. "No sospecho de la gente donde hice estas transacciones porque hace años que trabajo con ellos. Pero está claro que me tenían marcada, de alguna forma los ladrones sabían que yo manejo dinero en efectivo por mi trabajo", sostuvo la mujer mientras se lamentaba por tener que dejar el barrio donde nació y se crió, idea que venía meditando desde hace dos semanas y que a partir del atraco sufrido ayer tal vez precipite una mudanza.

Comentarios