Policiales
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Balearon a un joven en los pasillos del barrio Municipal

Había ido desde su casa de Las Delicias a comprar drogas a "Pimpilandia", la zona jaqueada por una saga de crímenes y peleas de bandas.

"Mi hermano fue a comprar faso al Municipal. No sabemos bien qué fue lo que pasó, pero le pegaron dos balazos en la cara y está internado en el Heca". David es el mellizo de Juan Saturnino S., de 18 años, el pibe baleado el martes a la noche en el ingreso a un pasillo de Lamadrid 107 bis. Tras los tiros, el cuerpo de Juan fue tirado junto a una de las escaleras del Fonavi. Desde allí una ambulancia lo trasladó hasta el Hospital de Emergencias, donde quedó internado en estado reservado.

Pero eso no fue todo. David y otros dos amigos de Juan contaron que en el barrio Municipal, o "Pimpilandia", como se reconoce al lugar en el que viviera Roberto "Pimpi" Caminos, el auto en el que se trasladaban (un Ford Escort) fue emboscado y atacado a tiros. Y que cuando ya estaban en Las Delicias, donde residen, fueron detenidos por una patrulla del Comando Radioeléctrico mientras empujaban el vehículo porque había sufrido un desperfecto mecánico. Entonces los detuvieron y los llevaron a la comisaría 11ª. "Nos encañonaron y nos gritaban que entreguemos los fierros con los que habíamos baleado al pibe en el Municipal. Y ese pibe es mi hermano mellizo", explicó David, quien fue arrestado con otros muchachos y liberados ayer al amanecer.

Tras las heridas sufridas por Juan S., y el contexto de violencia sostenida que tiene como campo de batalla las calles del barrio Municipal y los monoblocks del Parque del Mercado, la mañana de ayer se montó un operativo policial hasta el mediodía. Hubo control vehicular en Lamadrid y Grandoli y en Grandoli al 4900; y caminantes con armas largas en Alice entre Lamadrid y Gutiérrez, y en esta última entre Alice y Grandoli. Media docena de vehículos y alrededor de 20 uniformados.

Una saga de sangre. Los trece homicidios registrados en 2016 en el Municipal y los monoblocks del Parque del Mercado (ver aparte), o derivados de peleas en esas barriadas, han puesto al conflicto al rojo vivo. Una pelea en la que grupos antagónicos pelean por el exterminio de sus rivales, a tal punto que el fin de semana se cobró la vida de dos primos. Hay un eje que es la avenida Abanderado Grandoli, y otro la calle Sánchez de Thompson. Al norte de ésta dominan René Ungaro (preso y condenado por matar a Pimpi Caminos), Teletubi y "La banda los Funes". Y al sur mandan Alexis, el hijo de Pimpi, y un tal Tuby (ambos presos). Si embargo, del diálogo con los familiares del herido Juan S. se puede inferir que las heridas que el pibe recibió el martes nada tienen que ver con ese enfrentamiento.

Juan tiene un pedido de captura del 26 de julio pasado por robo automotor en el juzgado de Menores 1ª. Es uno de 8 hermanos que residen junto a su familia en el barrio Las Delicias y David es su mellizo. El muchacho malherido vive de hacer changas, y según su hermano y sus amigos, todo pasó después de las 20.30 del martes.

Por un faso. Dos amigos pasaron a buscar a Juan en un Ford Escort gris por su casa y se dirigieron hacia el barrio Municipal. En Lamadrid al 100 bis, a una cuadra de la comisaría 11ª, estacionaron. Juan bajó y se dirigió al quiosco para comprar droga.

El joven demoró más de lo habitual y sus amigos se pusieron ansiosos. Del playón que hay entre los edificios salió un pibe y les preguntó: "¿Ustedes están con el pibito que entró a comprar recién?". Y cuando respondieron afirmativamente el muchacho reingresó corriendo al complejo edilicio.

Eso fue tomado por los amigos de Juan como una muy mala señal, por lo que pusieron el auto en marcha y se fueron. Dieron la vuelta manzana con la esperanza de ver a Juan, pero no tuvieron éxito. Tomaron nuevamente por Lamadrid y donde estuvieron estacionados, fueron sorprendidos por una lluvia de disparos. La versión de los investigadores cuenta la secuencia al revés. Dice que dispararon los pibes del auto. "Para nada. Ellos no llevaban armas. Fueron a comprar faso. Les dispararon con tanta mala suerte que ninguno de los balazos dio en el auto", explicó David. Los del Escort huyeron y volvieron a Las Delicias al grito: "Lo perdimos a Juan, lo perdimos a Juan". El conductor estaba tan asustado, cuentan sus amigos, que se le apagó el motor y no pudo darle marcha.

Todos presos. "Se le quedó el auto y con Fabián empezamos a empujarlo para llevarlo hasta la casa del pibe", contó David. "Cuando estábamos llegando se nos cruzó un móvil del Comando y nos empezó a gritar que nosotros habíamos baleado a mi hermano. Que entregáramos las armas. Y no había armas", relató David, quien con Brian M. y Fabián L. marcharon presos a la 11ª, donde el padre de los mellizos se enteró de todo lo ocurrido.

"Nosotros lo único que sabemos es que a Juan lo levantó una ambulancia y que tenía dos balazos en la cara", explicó David. En el Heca diagnosticaron que un proyectil le ingresó por la boca y le salió debajo de la oreja derecha, y que el otro le perforó el pómulo derecho y salió por izquierdo.

El caso quedó en manos del fiscal Florentino Malaponte, quien comisionó a la Policía de Investigaciones (PDI) para que recabara testimonios en la escena del ataque.

Comentarios