Policiales
Lunes 15 de Agosto de 2016

Baleado por la policía y acusado de resistencia

El incidente del 1º de mayo pasado en el cual Sergio "El Frío" Rodríguez resultó gravemente herido de bala volverá a revisarse este miércoles en una audiencia penal. Se trata del tiroteo que alrededor de las 10.30 de ese día se desató en la esquina de Valparaíso y Uruguay y terminó con Rodríguez, vecino de la cuadra, herido con dos balazos en el abdomen e internado en terapia.

El incidente del 1º de mayo pasado en el cual Sergio "El Frío" Rodríguez resultó gravemente herido de bala volverá a revisarse este miércoles en una audiencia penal. Se trata del tiroteo que alrededor de las 10.30 de ese día se desató en la esquina de Valparaíso y Uruguay y terminó con Rodríguez, vecino de la cuadra, herido con dos balazos en el abdomen e internado en terapia.

Según la información policial, a esa hora entraron llamadas al 911 alertando sobre una intensa balacera en la zona. Acudió un móvil del Comando Radioeléctrico con dos policías y cuando intentaron identificar a tres hombres que estaban allí Rodríguez "disparó contra los agentes y comienza un breve enfrentamiento".

El Frío terminó en el Heca conectado a un respirador. Uno de sus acompañantes no tenía antecedentes y recuperó la libertad. El tercero estaba bajo un régimen de salidas transitorias y regresó a la cárcel de Piñero.

La familia y los vecinos del herido contaron otra cosa: que varios policías irrumpieron a tiros en la cuadra, Rodríguez se tiró al piso y tras herirlo le "plantaron" una pistola Pietro Beretta calibre 9 milímetros. El Frío fue imputado cuando aún estaba en el Heca por resistencia a la autoridad y portación ilegítima de arma. Dijo que nunca repelió disparos sino que sólo los recibió. Desde entonces está preso. El caso está en manos de la fiscal de Flagrancia Angeles Granato.

Este miércoles se revisará en una audiencia de Cámara si debe seguir detenido. Su abogado, José Alcácer, centrará la discusión en que no está probado que su cliente portara un arma. Señala que el test de parafina no detectó en sus manos restos de pólvora. Y que los dos policías del Comando, un hombre y una mujer, asumen haber efectuado sólo dos tiros cada uno cuando se recogieron varios casquillos y una de las armas policiales había efectuado más de doce disparos en el lugar.

Comentarios