El Mundo
Martes 22 de Noviembre de 2016

Baile de nombres en el "búnker" de Trump

Donald Trump preparaba ayer un nuevo paquete de nombramientos para su futuro gobierno, en medio de una interminable serie de reuniones con candidatos a ocupar un cargo en el gabinete.

Donald Trump preparaba ayer un nuevo paquete de nombramientos para su futuro gobierno, en medio de una interminable serie de reuniones con candidatos a ocupar un cargo en el gabinete.

Tras un fin de semana de actividades en su club de golf en Nueva Jersey, en las afueras de Nueva York, Trump volvió a mantener encuentros en su rascacielos en Manhattan, el "búnker" donde hoy se decide la política estadounidense. "Podrá haber anuncios esta semana. Podría haber hoy mismo, pero no queremos apresurarnos a anunciar nombres sólo porque todo el mundo quiere saber", dijo Kellyanne Conway, quien fue jefa de campaña de Trump y ahora es asesora del presidente electo. Fiel al estilo que marcó su campaña, Trump volvió a Twitter, tanto para quejarse de los abucheos a su vicepresidente durante una obra de teatro como para hacer comentarios sobre las reuniones con candidatos a un cargo. Fue el caso del general retirado James Mattis, cuyo nombre suena para el área de seguridad en el futuro gobierno. "Un posible ministro de Defensa", comentó Trump en Twitter, haciendo desatar una nueva oleada de rumores. Uno de los más influyentes pesos pesados del Partido Republicano, el ex candidato presidencial John McCain —quien siempre tuvo una relación sumamente tensa con Trump—, aplaudió esa posibilidad.

La agenda de Trump de ayer incluyó reuniones con Tulsi Gabbard, una demócrata que critica la actual política estadounidense en Siria. Gabbard llegó a la reunión con Trump apoyada en rumores sobre una posible plaza como embajadora ante la ONU.El presidente electo se encontró también con Rick Perry, ultraconservador ex gobernador de Texas. La reunión más misteriosa, sin embargo, fue la que Trump mantuvo con ejecutivos de seis de los mayores canales de televisión, a los que criticó impiadosamente durante la campaña. Conway dijo que siempre sería bienvenido un primer paso para recomenzar de cero la relación.Este "reseteo" de las relaciones de Trump con la prensa y la entrevista con Gabbard pueden ser interpretados como una tentativa de tender puentes con sectores moderados.

Comentarios