Ovación
Lunes 30 de Mayo de 2016

Bailando por un título

Lanús humilló a San Lorenzo con una goleada "monumental" por 4 a 0.

Lanús ejercitó variantes técnicas y las puso al servicio de un esquema ofensivo, que ayer en el Monumental lució a pleno y cerró de la mejor forma su segundo título en el fútbol vernáculo. Este Lanús tuvo en Jorge Almirón el conductor con el que el equipo logró tener la gimnasia de tener alternativas y desde las entrañas del banco de suplentes encontró futbolistas de alto vuelo técnico, por caso el del paraguayo Miguel Almirón, imposible de contener en toda la tarde. El premio fue para el que mejor jugó, el que tuvo fútbol para dar cátedra y quedarse con todos los festejos sin ningún tipo de discusiones. Sin polémicas. Y se dio otro gustazo, esta vez en Núñez, como en 2007 en la Bombonera cuando vivió el primer título de su historia con José Sand convirtiendo para el empate final 1 a 1 ante el xeneize que lo coronó. Todo redondo, monumental para el club del sur bonaerense.

Lanús, con los titulares, perdió un solo partido, ante Racing 2-1 en Avellaneda, y el otro fue un 3-1 ante Huracán con un equipo alternativo con la clasificación ya asegurada.

Dos fechas antes ya tenía la plaza de la Copa Libertadores en el bolsillo y ya estaba instalado en la final.

Pareció aprovechar este tiempo porque ayer dejó a San Lorenzo en la más mínima expresión, minimizándolo a un partenaire de turno.

Los cuatro goles fueron la imagen de la diferencia entre uno y otro, luego de un primer tiempo en el que el 1-0 pareció amarrete. Pero además del fútbol puesto en escena por Lanús en el estadio Monumental hubo también espectáculo, como el que había antes, como el que debió haber siempre, con parcialidades de los dos lados. Esta vez sin veda de visitantes.

En el Monumental hubo fútbol completo. Pero también apareció la emoción. Sentimiento y recordatoria para el desaparecido zaguero de Lanús Diego Barisone, quien ayer hubiese cumplido 27 años y tendría que haber estado celebrando el segundo título de la historia del club. Por eso sus ex compañeros decidieron dedicárselo con un fuerte sentido emotivo. También los hinchas lo recordaron con un cerrado aplauso a los 16 minutos del primer tiempo (la idea original era a los 15, por el número de la camiseta que utilizaba) para Diego, quien falleció el 28 de julio del año pasado en un accidente automovilístico en la autopista Santa Fe-Rosario.

Lanús repitió todo el juego que mostró a lo largo del campeonato y ayer lo potenció al extremo. Para pegarle con fuerza, mostrar su superioridad frente al Ciclón y que no quede ninguna duda de cuál era el mejor del semestre. Así, el granate bailó por un sueño al equipo de Marcelo Tinelli que al cabo de noventa minutos se hizo realidad. Y se hizo justicia porque el mejor de todos dio la vuelta olímpica.

Comentarios