Austral Construcciones
Sábado 25 de Junio de 2016

Báez dijo que vio a Casanello y De Pedro en Olivos esperando a la expresidenta

El empresario ratificó ante la Cámara la reunión entre el juez que lo juzga y Cristina. Pidió a la Justicia que busque pruebas del encuentro.

El detenido empresario Lázaro Báez confirmó ayer ante la Justicia que en setiembre de 2015 vio en la quinta presidencial de Olivos al juez federal Sebastián Casanello —quien lo investiga en la causa conocida como ruta del dinero K— acompañado por el entonces secretario general de la Presidencia, Eduardo Wado de Pedro, y otras personas.

El magistrado y el actual diputado del Frente para la Victoria aguardaban en una sala contigua a la oficina que Cristina Fernández de Kirchner usaba en Olivos para reunirse con la entonces jefa del Estado, según ratificó ayer ante la Cámara Federal el titular de Austral Construcciones SA.

Fuentes judiciales informaron sobre la comparecencia de Báez, durante casi una hora durante la mañana de ayer, ante los jueces de la Sala 2 de la Cámara Federal, Martín Irurzun y Jorge Farah, que lo habían citado para conocer su versión acerca de aquella supuesta presencia de Casanello en Olivos.

Báez precisó en Tribunales que había concurrido a Olivos "un martes o miércoles" de la segunda quincena de septiembre último, en compañía de Daniel lvarez, ex secretario de Néstor Kirchner, y que allí se reunió con la presidenta durante unos 15 minutos para conversar sobre la situación del mausoleo de Néstor Kirchner, que el empresario construyó en Río Gallegos.

Según trascendió, Baéz fue a pedirle a la entonces presidenta que el Estado se hiciera cargo del mantenimiento y vigilancia del edificio.

La entonces jefa de Estado le respondió al empresario de la construcción que dejaría pasar las elecciones nacionales de octubre y luego se ocuparía del asunto, según confiaron las fuentes.

Tras esa breve reunión, Báez sostuvo que se cruzó al juez Cassanello en la antesala junto a De Pedro y "otras personas", a las que no identificó, aguardando en la sala contigua a ser recibidos por Fernández de Kirchner. También agregó que había personal de seguridad durante el encuentro que podrían brindar detalles sobre la situación. El empresario no aportó pruebas, pero pidió a la Cámara que tome las medidas de prueba necesarias para comprobar la veracidad de sus dichos.

La versión sobre la supuesta reunión del juez y la ex presidenta ya había sido anticipada por Báez en una carta que escribió de puño y letra en la cárcel de Ezeiza, donde cumple prisión preventiva y que fue acercada por sus abogados a la Cámara Federal, la que debe evaluar si mantiene o aparta a Casanello de la causa tras el pedido de recusación que formularon las defensas. Ayer al novedad fue que situó a De Pedro en Olivos ese día.

En la audiencia de ayer, Báez, además, se refirió en términos generales a la causa y lo que considera direccionamiento de la investigación contra él y su familia por parte de Casanello.

Tanto la ex presidenta como el juez federal negaron enfáticamente haber mantenido la reunión que refiere Báez. Ayer De Pedro también rechazó haber participado del supuesto encuentro y afirmó no conocer personalmente al empresario patagónico (ver aparte).

En abril pasado, el juez procesó con prisión preventiva a Báez y a su contador, Diego Pérez Gadín, y sin prisión preventiva a los hijos de ambos, Martín y Sebastián; al asesor Fabián Rossi; al titular de la financiera SGI (La Rosadita), César Fernández, y al jefe de la empresa Top Air, Walter Zanzot. Esos procesamientos por supuesto lavado de dinero se produjeron en la causa llamada ruta del dinero K

Comentarios