Ruta del dinero k
Martes 19 de Julio de 2016

Báez amplió pedido de recusación a Casanello

El detenido empresario insistió en apuntar al juez por centrarse en su figura y no avanzar sobre otros funcionarios públicos.

El empresario Lázaro Báez avanzó contra el juez Sebastián Casanello al asegurar que "está usando" el expediente de la ruta del dinero K para mejorar su situación y pidió la citación de un grupo de ex consejeros para que informen si el magistrado fue promovido por el kirchnerismo en un "polémico concurso".

Báez pidió que la Cámara Federal cite a declarar a los ex consejeros de la Magistratura Oscar Aguad (hoy ministro de Comunicaciones), Mario Cimadevilla (a cargo de Unidad Especial de Investigación del Atentado a la Amia), al camarista Ricardo Recondo y el abogado Daniel Ostropolsky.

Les requiere que cuenten cómo Casanello llegó a juez, tras recordar que "representantes del Frente para la Victoria" (FpV) hicieron renunciar a un candidato que estaba mejor posicionado que el actual instructor de la causa por lavado de activos que lo tiene preso.

"Estamos frente a un plan concebido y ejecutado por el director del proceso para blindar cualquier posibilidad de persecución a funcionarios públicos pertenecientes a un Ejecutivo afín a sus expectativas laborales y, de ese modo, otorgar una red de contención a las máximas autoridades del gobierno que lo ungió como magistrado", advirtió.

Incluso, Báez recordó la imputación que pesa contra Casanello y la jefa de la Procuración General, Alejandra Gils Carbó, en una causa en la que fueron procesados dos fiscales especiales por, precisamente, haber excluido el nombre del empresario de la construcción en el inicio del sumario de la llamada ruta del dinero K.

Hasta ahora, sólo Leandro Báez, uno de los hijos de Lázaro, había planteado la recusación de Casanello diciendo que el juez no quería apuntar hacia la ex presidenta Cristina Kirchner.

Lázaro, detenido en el penal de Ezeiza desde el 5 de abril pasado, había pedido una audiencia personal con los jueces de la Sala II de la Cámara para decirle que él había visto al juez en la quinta de Olivos, pero el informe elevado días atrás por la Policía Federal determinó que no se pudo probar esa aseveración.

Ahora, en un escrito ante la Cámara revelado ayer en Tribunales, Báez amplió los fundamentos para pedir la recusación de Casanello frente al temor de "no estar ante un juez imparcial" y advirtió: "El adelantamiento de mi indagatoria y mi arbitraria detención no es más que un método de presión para evitar que pueda aportar datos de funcionarios públicos nacionales".

Paraísos fiscales

El juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa Panamá Papers que salpica al presidente Mauricio Macri, comenzó a analizar el testimonio de Ricardo Nissen, ex titular de la Inspección General de Justicia (IGJ) del kirchnerismo y experto en sociedades anónimas, quien aseguró que nadie que recurra a una firma offshore "persigue fines legítimos". Se trata de una de las declaraciones testimoniales que dispuso el magistrado en el marco de la causa que analiza si Macri (quien hoy reinaugurará Tecnópolis) cometió el delito de omisión maliciosa en su declaración jurada de bienes. Es que Macri no reportó su vinculación con Flegin LTD y Kagemusha, detectadas con la difusión de las firmas creadas a través de la empresa panameña de Mossack Fonseca.

Comentarios