Política
Lunes 12 de Septiembre de 2016

Báez, ahora bajo la lupa por cinco mansiones en Pinamar

La diputada nacional del GEN Margarita Stolbizer, junto a su asesora Silvia Martínez, denunciarán al detenido empresario Lázaro Báez ante la Justicia por presunto lavado de dinero estatal a través de cinco mansiones que compró en la ciudad bonaerense de Pinamar, con la firma Austral Atlántica.

La diputada nacional del GEN Margarita Stolbizer, junto a su asesora Silvia Martínez, denunciarán al detenido empresario Lázaro Báez ante la Justicia por presunto lavado de dinero estatal a través de cinco mansiones que compró en la ciudad bonaerense de Pinamar, con la firma Austral Atlántica.

"Los movimientos contables de las cinco mansiones que Báez compró en Pinamar a nombre de Austral Atlántica demuestran que el empresario adquirió esos inmuebles no para hacer un negocio inmobiliario sino para lavar dinero proveniente de la obra pública", aseguró anoche Martínez respecto de una investigación periodística difundida por el programa La Cornisa (América TV).

Con información proveniente de discos compactos hallados en un departamento propiedad de Báez, Stolbizer y Martínez determinaron que los ingresos de Austral Atlántica correspondientes al alquiler de las mansiones eran mucho más bajos que los gastos que registraban durante todo el año, lo que genera la sospecha de que fueron adquiridos para lavar dinero de la obra pública.

Números. Como encargado de la contabilidad de las enormes casas de Pinamar figura el contador Fernando Butti, quien aparece también como el administrador de otros controvertidos negocios de Báez, como la operación que derivó en un embargo de 10 millones de dólares dictado por un juez de Liechtenstein por el supuesto lavado de dinero de Austral Construcciones SA.

Los datos de los valores de los alquileres de la temporada 2007 y 2008 fueron incorporados por Butti junto con el acuerdo con la inmobiliaria que se ocupó de negociarlos.

Una de las mansiones, la emplazada en calle Troya al 700, que además tenía pileta, se alquiló durante la primera quincena de enero a 13.500 pesos y la segunda a 14.500.

La otra mansión, ubicada en avenida Libertador 4197 y bajo el nombre de Amarula, fue alquilada por 13.000 pesos la primera quincena de enero y por 14.000, la segunda.

Según sus propios libros de contabilidad, las inversiones de las cinco propiedades ubicadas en Pinamar, durante la temporada 2007/08, no resultaron rentables.

En ese sentido, los gastos superaron los 152 mil pesos y los alquiles apenas llegaron a 135 mil pesos de la época.

"Báez llegó a tener, entre 2007 y 2009, nueve suntuosas propiedades en Pinamar. No sabemos por qué se terminó quedando con cinco, ubicadas todas en la zona norte de esa ciudad balnearia. En la documentación hallada figuraban en planillas los gastos de mantenimiento, limpieza, jardinería, cuatriciclos y sistema de alarmas, entre otros", enfatizó Martínez.

Comentarios