La ciudad
Martes 22 de Noviembre de 2016

Avanza en el Senado un proyecto que fija tope a los alquileres

Establece subas atadas a las paritarias estatales. El proyecto nació en Rosario. Críticas de las inmobiliarias a regular más los contratos.

La iniciativa fue impulsada por el Centro de Concejalía Popular y va por la media sanción en la cámara alta. Impone reducción en las comisiones El Senado nacional tratará esta semana un proyecto para una nueva ley de alquileres impulsada por organizaciones de inquilinos autoconvocados de todo el país y promovido por el Centro de Concejalía Popular de Rosario. La iniciativa toma los puntos básicos de esta entidad local: reducción del 30 por ciento en la comisión de los contratos locativos, aumentos escalonados con un tope ajustado a la paritarias de estatales y docentes; y el pago de expensas extraordinarias a cargo de los propietarios.

La movida por consagrar una norma nacional que regule los contratos en todo el país tuvo su génesis en Rosario, pero tras una labor en todas las provincias produjo un Frente Nacional de Inquilinos. Desde allí, se interesó a legisladores nacionales para que le otorguen rango parlamentario.

Así, el proyecto será impulsado por la senadora rionegrina kirchnerista Silvina García Larraburu y tendrá tratamiento mañana en la Cámara alta. Frente a ello, se abrió un fuerte rechazo de los corredores inmobiliarios locales.

"Los 6,5 millones de inquilinos de toda la Argentina tenemos la oportunidad de transformar la cultura especulativa e irracional del acceso a la vivienda por una profunda, seria y racional para terminar con la profunda desigualdad en el mercado inmobiliario", destaca un párrafo del frente de locatarios para agregar: "Si se convierte en ley dejaremos de ser rehenes de decisiones unilaterales y mezquinas para establecer relaciones justas e igualitarias".

El titular del Centro de Estudios para la Concejalía Popular, Nire Roldán, explicó que el proyecto estira el contrato de dos a tres años, con lo cual la comisión locativa tendrá un 30 por ciento menos para el inquilino. "Además se busca crear un índice para que, en los casos de escalonamiento en el alquiler, se evite una bonificación encubierta. La única forma de aumentarlo es por el índice que en paritarias obtengan docentes, empleados de comercio y municipales", explicó, y ejemplificó que si el ajuste fuese hoy no podría superar el 15 por ciento, cuando se imponen ajustes semestrales de hasta un 30 por ciento.

Un tercer punto de la iniciativa se refiere a las expensas extraordinarias. Las mismas quedarán a cargo de los propietarios. También se establece un registro de contratos locativos en cada una de las 24 jurisdicciones. "Para así evitar abusos", remarcó el ex edil.

El proyecto presentado por la senadora cuenta con despacho favorable de la comisión de legislación general.

Por otro lado, Concejalía Popular presenta ante la Legislatura santafesina el proyecto de servicio público de alquiler. La propuesta establece la creación de una defensoría para el inquilino, un registro de contratos locativos, viviendas ociosas y un crédito de promoción de alquileres más accesibles. También pedirán una audiencia pública al municipio con el fin de unificar los proyectos que existen en torno a esta problemática.

Rechazo. Por su parte el titular del Observatorio Inmobiliario de Rosario (OIR), Carlos Rovitti, consideró que el proyecto que cuenta con el aval de la comisión de Legislación General del Senado "está lejos de beneficiar a los inquilinos".

En su diagnóstico, el dirigente consideró que de aprobarse la norma nacional se perjudicará no sólo a quienes alquilan "sino a miles de trabajadores vinculados tanto a la construcción y venta de materiales, como a arquitectos, ingenieros, agrimensores, escribanos y corredores inmobiliarios".

Lejos de considerar que el tope para el escalonamiento de alquileres acorde a las paritarias de empleados estatales constituye un beneficio "el valor locativo queda abierto y el inquilino no sabrá cuánto termina pagando", puntualizó Rovitti.

Como ya es una postura histórica de los agentes inmobiliarios, se considera que una regulación en el mercado desalentaría la inversión y promovería mercado negro, una caida en la construcción además de limitar la cantidad de inmuebles disponibles para el alquiler.

Se analizó la iniciativa en Rosario

En la previa a su tratamiento en el Senado nacional, el movimiento kirchnerista Rosario Para la Victoria realizó ayer una charla sobre la "Nueva ley de Alquileres: ¿De qué se trata? ¿Qué reformas propone?". Del evento participaron de Federico Martínez y Agustina Tardieu (ambos asesores de la senadora nacional Silvina García Larraburu, impulsora del proyecto de ley de Alquileres) y Sebastián Artola, autor de los proyectos de ordenanzas locales para crear una Defensoría Pública del Inquilino y una Tasa al Inmueble Ocioso.

Comentarios