La ciudad
Martes 08 de Noviembre de 2016

Avanza el plan para priorizar al peatón en el casco histórico

Habrá zonas calmas en los alrededores de las peatonales, con nivelación de calle y vereda. Ya se completó un tercio de los trabajos.

Las obras de remodelación del casco histórico de la ciudad introducirán nuevas "zonas calmas" en los alrededores de las peatonales. En calle Sarmiento, entre San Lorenzo y Rioja; y algunos sectores de Mitre, desde San Luis a San Lorenzo, las veredas quedarán al mismo nivel que la calle y se priorizará el tránsito de peatones, tal como se impuso en los alrededores del teatro El Círculo. Según estimaron ayer desde el municipio, ya se completó un tercio de los trabajos.

La refacción de las calles Sarmiento y Mitre forman parte de un plan más ambicioso de puesta en valor de los espacios públicos del área central. El cambio de circulación de cuatro líneas de colectivos que desde ayer dejaron de pasar por Sarmiento (la 110, 134, 135 y 140) volvió a poner en cuestión los trabajos y las políticas del municipio para ordenar la circulación en el área central (ver aparte).

"Queremos un área histórica donde se priorice al peatón y los espacios públicos para el disfrute de las actividades comerciales y culturales", definió la secretaria de Transporte y Movilidad del municipio, Mónica Alvarado.

Así, quedarán definidos cuatro corredores del transporte que concentrarán la circulación de líneas de colectivos. En el sentido norte-sur, serán Maipú y Laprida y Corrientes y Entre Ríos. Mientras que Santa Fe y San Lorenzo y San Juan, Mendoza y San Luis harán lo propio en el sentido este-oeste.

Para Alvarado, de acuerdo a la experiencia de los carriles exclusivos, "estos corredores no sólo permitirán reducir los tiempos de viaje sino también los porcentajes de siniestros".

Según se destaca en los fundamentos del plan de remodelación del casco histórico rosarino, en ese sector la densidad de población triplica a la densidad media de toda la ciudad. Además, el ancho de veredas no es suficiente para la cantidad de peatones que circulan.

Por eso, las obras buscan "garantizar una buena infraestructura para el peatón, creando las condiciones para que la gente ocupe el espacio público de la calle".

En tal sentido, en las primeras etapas del plan el grueso de las intervenciones consistió en ensanchar veredas, renovar la iluminación y el mobiliario urbano de arterias "claves" como Entre Ríos, Rioja, Maipú y Laprida.

Ahora comenzará una segunda etapa con la creación de "zonas calmas" de circulación, con la nivelación de calle y calzada en calle Sarmiento (de San Lorenzo a Rioja) y los entornos del Hotel Savoy (San Lorenzo y San Martín), del teatro La Comedia (Mitre y cortada Ricardone), del bar El Cairo y del teatro Broadway.

Según estimaron ayer desde la Secretaría de Planeamiento del municipio, ya está concluido algo más del 30 por ciento de los trabajos proyectados en el programa de trabajo.

La propuesta. La intendencia presentó el plan para la remodelación del casco histórico en julio de 2014. Por entonces se anunció que las obras integrales previstas para el casco histórico llevarían dos años y una inversión total de unos 60 millones de pesos. El área a intervenir sería el rectángulo comprendido por Mendoza, Buenos Aires, bulevar Oroño y Tucumán.

Pero el comienzo de los trabajos tuvo que esperar la finalización de la renovación del tendido eléctrico en la peatonal Córdoba y las calles adyacentes, encarada por la Empresa Provincial de la Energía.

Recién en enero de este año, las cuadrillas contratadas por el municipio comenzaron la renovación de las veredas de calle Entre Ríos, en el tramo compuesto desde San Luis hasta San Lorenzo. El plan de trabajos incluyó la remodelación de plaza Sarmiento, ya finalizada, y ensanche de veredas; además de mejoras en la iluminación, arbolado y equipamiento urbano del sector.

Más tarde comenzaron los trabajos de ensanchamiento de veredas sobre calle Rioja; en tanto, sobre Maipú y Laprida se está llevando adelante un recambio de veredas.

Comentarios