25 de Mayo
Domingo 25 de Septiembre de 2016

Avanza el cerco para evitar los robos en el acceso

El objetivo es que para este verano esa obra esté concluida.

El gobierno provincial avanza con el proyecto de levantar un cerco de rejas antivandálicas de dos kilómetros de largo y tres metros de alto en el acceso a Rosario por la autopista a Córdoba, con el que apunta a reducir los reiterados robos a los automovilistas en ese ingreso de la ciudad. El objetivo es que para este verano esa obra esté concluida.

El gobernador Miguel Lifschitz había adelantado que iba a avanzar con el proyecto en marzo pasado. Ahora sólo quedan detalles relacionados con la licitación de la obra, que se prevé llevará tres meses de construcción.

Las rejas se montarán en los laterales de la autopista Rosario-Córdoba, entre avenida de Circunvalación 25 de Mayo y calle Wilde, donde se colocarán dos kilómetros de cada lado. La altura total de la reja será de 3,06 metros y estará separada unos 6 centímetros del nivel del suelo. Formarán paneles de un metro que irán unidos entre ellos por cuatro bulones de seguridad tipo "antivandálico" por tramo.

La infraestructura que se instalará es similar a la que colocó Macri cuando era jefe de gobierno porteño en la autopista Illia, a la altura de la Villa 31 bis. Ese muro de contención fue colocado en 2014 con la intención de mejorar la seguridad vial y morigerar acciones vandálicas sobre los automovilistas, y tras superar los cuestionamientos de distintos sectores sociales que denunciaron la vulneración de derechos de los habitantes del barrio. En la actualidad, en la autopista a Córdoba hay colocado un tejido desde la bajada del puente de Circunvalación hasta la altura de la calle Colombres. El futuro vallado busca llevar esa barrera física desde el puente de Circunvalación hasta el que se extiende a la altura de calle Wilde.

Comentarios