Cartas de lectores
Jueves 15 de Septiembre de 2016

¿Avance o retroceso?

Pokémon GO es una aplicación gratuita para iOS y Android desarrollada por Niantic en colaboración con The Pokémon Company y Nintendo. A través de la cámara hace uso de la realidad aumentada y gracias al GPS, emplea la geolocalización. El juego consiste en buscar, capturar y luchar contra los personajes de la exitosa saga Pokémon escondidos en lugares del mundo real, lo que hace que los jugadores tengan que desplazarse físicamente por las ciudades para progresar. Al igual que todas las novedades tecnológicas, tiene su lado bueno y malo. En cuanto a lo negativo, creemos que es un juego que genera cierta adicción en las personas, lo cual puede llevarlas a perder ciertos cuidados en la vía pública, y así ocasionar efectos adversos. Por ejemplo, jugar mientras se conduce y generar un accidente o cruzar la calle sin mirar y ser atropellado. En las grandes ciudades, existen otros riesgos como el caso de los robos. Hay un caso en EE.UU de detención de cuatro sospechosos que habrían utilizado la aplicación para atraer a sus víctimas. Según informa la BBC, la policía de O'Fallon sospecha que "usaron la app para ubicar a gente que estaba en medio de un estacionamiento". Por otra parte, en una época donde salir de las casas a caminar no es tan común, esta innovadora aplicación incentiva a las personas a recorrer las calles de la ciudad con un objetivo. Aunque estemos en la calle fuera de nuestra casa, se sigue prestándole total atención al celular y no a quien verdaderamente nos rodea. También, es un juego que sirve para sociabilizar con otras personas, encontrándotelas, por ejemplo, en fiestas que organizaron con la temática del Pokémon Go o más aún, conocerte con gente en un colectivo que recorre la ciudad para cazar pokemones. Alberto Silveira, presidente de Luchemos por la Vida, opina que "es una invitación a jugar con la vida propia y la de los demás". En su opinión, este juego viene a potenciar un gran peligro ya existente, que es el de las distracciones: "Los investigadores han probado hasta qué punto es peligroso cruzar la calle mientras se habla o mensajea por celular. Y ahora se suma esta novedad". Consideramos que la solución no es la prohibición ni el desuso de esta aplicación, sino el uso controlado de la misma. ¿Hace falta llegar al extremo de poner en riesgo nuestras vidas por un juego o tenemos un límite?

Carla Piumetti

Emilia Epple

Belén Forte

Comentarios