La ciudad
Jueves 04 de Agosto de 2016

Autorizaron aumentos del 10 por ciento en los pasajes de larga distancia

Algunas empresas fueron más allá. Ayer los viajes a Buenos Aires treparon a 350 pesos el servicio semicama y a 400 el coche cama

Los rosarinos que suelen viajar en micro se encontraron ayer con un considerable aumento en el costo de los pasajes. La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) había autorizado una suba cercana al 10 por ciento para los boletos de larga distancia, pero algunas empresas fueron un poco más allá. Por ejemplo, las firmas más conocidas que se dedican a trasladar pasajeros hacia Retiro ayer exhibieron un incremento superior al 16 por ciento, y los tickets pasaron a costar 350 pesos, el semicama; y 400 pesos, en coche cama. De esta manera, la suba generó un nuevo golpe al bolsillo de la gente, que ante este panorama ya comienza a analizar otras alternativas de transporte.

Estos incrementos son los primeros que se realizan en la terminal rosarina durante este año, pero de igual manera representan un foco de mayor tensión tarifaria.

Hasta el martes pasado, los pasajes a Buenos Aires valían 300 pesos (en coche semicama) y 340 pesos (en coche cama). Y la determinación de plegarse a este aumento general llevó la brecha a 350 pesos (semicama) y 400 pesos (cama).

La medida comenzó a tomarse en las boleterías ayer y hoy las empresas seguirán retocando las tarifas.

Las subas impactaron casi en el mismo porcentaje en los destinos a Córdoba, Iguazú y Paraná, por citar sólo algunos.

Sin dudas, el margen es considerable y genera un impacto en la economía cotidiana de aquellos que utilizan a menudo este método de transporte para desarrollar tareas laborales, o visitar familiares.

Sobre rieles. En este momento, la chance de ir en tren a Buenos Aires es una opción que no dejan de lado los pasajeros, sobre todo desde que se agregó la Estación Rosario Norte como punto de llegada y partida. Hoy, sacar un boleto en tren desde ese lugar cuesta 210 pesos en primera; y 255 en pullman. Y todavía es un poco más barato si se sale desde la Estación Rosario Sur (ubicada en San Martín y Batlle y Ordóñez): 200 (primera) y 240 (pullman).

Una de las grandes diferencias, además del costo del pasaje, entre el colectivo y el tren, es la frecuencia de viajes.

El servicio a Retiro en tren sale a la 0.20 y llega a las 7.20 de la mañana. Y sale de Buenos Aires a las 16 y regresa a las 22.57.

Más allá de las distintas características, desde todo el sector político y productivo de Rosario y su zona de influencia entienden que el tren es el sistema del futuro, y que su progreso será exponencial cuando se mejore la calidad del servicio con mejores frecuencias y tiempos de viaje.

Por el aire. Las tarifas cada vez más caras de los colectivos hacen mirar con otros ojos el servicio de avión, otra variante que muchos rosarinos usan para viajar a Buenos Aires. Si bien la oferta es amplia y los costos varían de acuerdo a la empresa elegida y al período de anticipación de la compra del viaje, en estos días un boleto oscila entre 1.242,95 y 1.690,99 pesos.

Sin dudas el avión está directamente relacionado a gente de un mayor poder adquisitivo, pero la brecha de costos parece acortarse cada vez más, y esta realidad, junto a una tangible apuesta de las autoridades locales y provinciales de hacer crecer la estación aérea ubicada en Fisherton y multiplicar significativamente la oferta de servicios, obliga a ser una opción que de ninguna manera se puede dejar de lado rápidamente al momento de pensar en un viaje a Buenos Aires.

Esa distancia entre costos se achica todavía más en los pasajes a destinos más alejados, si se saca los boletos con más anticipación o a través de la gran cantidad de promociones. Por ejemplo, un ticket a Salta en colectivo va desde 1.455 pesos (semicama) a 2.112 pesos (suite), en empresas de primer nivel.

Y ese mismo trayecto en avión se consigue con pasajes desde 1.500 a 5.100 pesos. Así, queda expuesto con claridad el interesante abanico de alternativas con el que cuentan los rosarinos para viajar, ante este aumento de pasajes de micros de larga distancia.

Por las nubes

Comentarios