Ovación
Jueves 06 de Octubre de 2016

Auriazules en juego solidario

Un equipo de jugadores en sillas motorizadas.

Las auriazules Máquinas Guerreras calientan motores para el partido amistoso y solidario que jugarán contra Los Tigres de Pacheco. El cruce será el lunes próximo, a las 15.30, en la subsede canalla de Catamarca 3550. Será un encuentro de powerchair football, un deporte adaptado con sillas motorizadas y joystick para jugadores con patologías en las que pierden fuerzas fundamentalmente en las piernas y otros músculos voluntarios para caminar y controlar el cuello.

Las Máquinas de Rosario Central son el primer equipo con estas particularidades en la provincia. Se trata de un grupo de ocho varones –cuatro de ellos en la selección argentina (Santino Ombrella, Valentín Olmedo, Agustín Orge y Emiliano López Cícero)– que van de los 11 a los 25 años, dirigidos por Cristian Buschiazzo y Joaquín Legaristi. Verdaderos guerreros.

La entrada al partido del próximo lunes feriado será libre y gratuita, pero quien quiera colaborar con este equipo y sus familiares, pilares imprescindibles de este deporte, pueden comprar un bono de 50 pesos en adelante.

El dinero recaudado será para financiar los gastos de 3 jugadores que viajarán con la selección albiceleste a Limogges (Francia) al Torneo "Pika"; que se realizará en memoria de uno de los fundadores de powerchair europeo, entre el 22 y el 31 de octubre.

Pero como lo gratuito no quita lo "valiente" en tiempos en que hay que apretar los bolsillos, con la entrada al partido habrá sorteos. Una tablet y una camiseta firmada por todos los jugadores de primera división de Central serán parte de la partida .

El powerchair llegó a Buenos Aires de la mano de los padres del jugador Valentino Zegarelli, quienes crearon en 2012 la Fundación Powerchair Football Argentina.

En Central lo instalaron Carolina y Fabio, padres de Santino Ombrella.

Para contactarse con las Máquinas hay dos vías posibles. Por facebook a través del powerchairfootballrosario y por twitter al @PowerchairRos.

Comentarios