Ovación
Lunes 24 de Octubre de 2016

Aún pudo ser peor

Boca empató y sigue sin poder ganar de visitante. A Atlético Tucumán le anularon mal dos goles.

Boca Juniors volvió a ser una formación híbrida en lo táctico y desordenada en lo posicional, lo que lo dejó a expensas de un Atlético Tucumán con el que terminó empatando 2-2 como visitante, una condición en la que no gana desde febrero, en el partido que cerró anoche el segmento dominical de la séptima fecha del campeonato de primera división.

Los goles prematuros de Cristian Pavón fueron muy saludables para el partido, ya que obligaron a Atlético Tucumán a salir con furia en pos del gol de la paridad, dejando de lado cualquier especulación posible que hubiera llevado a la cancha desde el vestuario.

Al local le anularon dos goles por posiciones adelantadas que no fueron tales, aunque en jugadas que exigían mucha precisión.

Atlético terminó en inferioridad numérica porque a los 42 fue expulsado Pablo Cáceres, tras una violenta infracción contra Peruzzi.

El DT de Boca, Guillermo Barros Schelotto, admitió que su equipo "perdió dos puntos", aunque remarcó que "mucho no se podía jugar porque la cancha estaba muy mala".

También dijo que "se iba con la sensación de que Boca lo podía haber ganado. Dominamos más pero no lo definimos y cuando no lo hacés pasan estas cosas... te empatan el partido. Aun así creo que hay más cosas positivas que negativas". A pesar de los siete puntos que le lleva Estudiantes, avisó que todavía están en carrera. "Todavía no va ni el 25% del campeonato" apuró el Mellizo.


Comentarios