Información Gral
Viernes 08 de Julio de 2016

Atribuyen un milagro a una religiosa cordobesa

La causa por la beatificación de la religiosa cordobesa Catalina de María Rodríguez dio un paso importante tras la declaración de una junta médica del Vaticano, que aceptó el carácter sobrenatural de un presunto milagro atribuido a la intercesión de la religiosa, de fecunda labor evangelizadora junto al cura Brochero en las sierras cordobesas.

La causa por la beatificación de la religiosa cordobesa Catalina de María Rodríguez dio un paso importante tras la declaración de una junta médica del Vaticano, que aceptó el carácter sobrenatural de un presunto milagro atribuido a la intercesión de la religiosa, de fecunda labor evangelizadora junto al cura Brochero en las sierras cordobesas.

El obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, confirmó ayer desde Roma que los médicos aceptaron como positiva la curación sin explicación científica de una mujer en Tucumán por intercesión de la Madre Catalina, fundadora de la congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón, conocidas como Esclavas Argentinas.

Josefa Saturnina Rodríguez, luego Madre Catalina de María, nació en Córdoba el 27 de noviembre de 1823 y a los 9 años quedó huérfana, por lo que su crianza quedó a cargo de sus tías Luisa e Ignacia Orduña, de profunda fe religiosa. A los 17 despierta su vocación religiosa, pero obedeciendo a la presión de su confesor, contrajo matrimonio con el coronel Manuel Antonio Zavalía y fue madre de dos hijos.

En 1865, la muerte de Zavalía la dejó en libertad para seguir su vocación religiosa y el 29 de septiembre de 1872 fundó en Córdoba un instituto dedicado a la educación y promoción de la mujer. La Madre Catalina murió el 5 de abril de 1896 y fue declarada venerable el 17 de diciembre de 1997 por el entonces Papa Juan Pablo II.

Comentarios