El Mundo
Lunes 09 de Enero de 2017

Atentado palestino con un camión en Jerusalén mata a cuatro soldados

El agresor lanzó el vehículo contra un grupo de militares antes de ser abatido. Netanyahu dijo que está identificado y sería del Estado Islámico

Un terrorista palestino mató a cuatro soldados israelíes y dejó a 15 heridos, al atropellarlos con un camión en Jerusalén. El primer ministro Benjamin Netanyahu vinculó el ataque terrorista a atentados similares del Estado Islámico (Isis) en Niza y Berlín. A su vez el grupo extremista islámico Hamas, que gobierna la franja de Gaza, celebró el atentado y llamó "mártir" al terrorista abatido. También la familia del atacante se congratuló con su "martirio".

"Se trata del mismo patrón inspirado por el Estado Islámico que hemos visto primero en Francia, luego en Alemania y ahora en Jerusalén", dijo Netanyahu, quien recorrió el lugar del ataque."Conocemos la identidad del atacante y todo apunta a que se trata de un seguidor del Estado Islámico", señaló durante la recorrida al barrio de Jerusalén escenario del atentado.

Las víctimas son tres mujeres oficiales y un varón, todos de entre 20 y 22 años. Otras 15 personas están heridas, una de ellas en estado crítico. El terrorista lanzó el camión contra un grupo de soldados que estaban reunidos frente a un cuartel. Luego de atropellarlos, dio vuelta en "U" y volvió a embestir, pero rápidamente fue abatido por los mismos soldados. Los soldados acababan de bajar de un autobús. El atentado fue captado por una cámara de video de vigilancia y rápidamente publicado en los medios online.

El joven terrorista, según Netanyahu, es del vecino barrio de Yabel Mukaber, que el ejército dispuso cercar. Varios de sus familiares fueron detenidos y una de sus hermanas se congratuló por el "martirio" de su hermano. La policía no precisó si el camión era del atacante o si lo robó. La policía aseguró que no hubo señales de alerta antes del ataque que pudieran haber permitido impedirlo. El servicio secreto interno Shin Bet está participando en las investigaciones.

Los servicios de emergencia tuvieron dificultades para sacar a varias personas atrapadas bajo el camión. La policía acordonó la zona y varios heridos fueron tratados por los equipos de rescate en el lugar antes de ser derivados a hospitales. Los servicios de emergencia israelíes tienen entrenamiento especial para reaccionar a ataques terroristas y al tipo de heridos que provocan. Uno de los rescatistas dijo a la televisión que se trata de uno de los peores ataques con vehículos vistos recientemente en Jerusalén, y contó cómo algunas de las víctimas quedaron atrapadas bajo el camión y pudieron ser sacadas sólo con la ayuda de grúas.

El alcalde de Jerusalén,Nir Barkat, condenó el nuevo atentado. "La crueldad de los terroristas no tiene límites ni escatima medios para asesinar judíos y alterar la vida cotidiana en la capital. Todo el que incita a la violencia y apoya el terrorismo debe pagar un alto precio", advirtió. Hamas, el grupo extremista islámico que gobierna en la franja de Gaza, celebró el ataque y afirmó que es parte de una ofensiva con vehículos y armas blancas que se comete desde el año pasado en la zona de Jerusalén. Por estas amenazas explícitas, el alcalde Barkat pidió a la gente que permanezca alerta, pero a la vez que lleven una vida normal.

Hamas no reivindicó el atentado, pero aseguró que el agresor era un preso liberado. Por la noche, en la ciudad de Gaza se realizó un acto para celebrar el atentado.

El atentado se perpetró en el barrio de Armon Hanaziv, en la zona oriental de Jerusalén ocupada por Israel desde 1967 y que los palestinos reclaman como parte de su futuro Estado. Israel considera que Jerusalén es indivisible. Esta zona de la ciudad ha sido escenario de una ola de violencia y ataques con arma blanca desde el otoño boreal de 2015. El atentado de ayer se produce menos de un mes después de otro atentado terrorista con camión en un mercado de Navidad en el centro de Berlín, que mató a 12 personas e hirió a más de 50. El atacante era un inmigrante tunecino declarado adherente al Estado Islámico. En julio del año pasado, en Niza, 86 personas murieron en otro atentado con camión, también conducido por un tunecino que se declaró seguidor del Estado Islámico, grupo que reivindicó la autoría de los dos ataques mediante comunicados oficiales.

Antecedente

Los cuatro soldados muertos fueron identificados como tres tenientes mujeres, de 20 a 22 años, y un subteniente varón de 20. En tanto, el ejército rechazó quejas de que los soldados dudaron en disparar contra el terrorista por miedo a terminar juzgados ante un tribunal. Este temor se profundizó luego de que la semana pasada un sargento fue condenado por rematar a un terrorista ya herido que había atacado a una mujer con un cuchillo.

estrago. Un cuerpo es retirado del lugar del ataque. El parabrisas del camión quedó acribillado a tiros.

Comentarios