la_region
Jueves 20 de Octubre de 2016

Atacaron a un inspector de tránsito con un bate de beisbol

Un inspector de tránsito de la ciudad de San Lorenzo terminó hospitalizado tras ser agredido por seis hombres, uno de ellos munido de un bate de beisbol, y el vehículo oficial destrozado, al intentar labrarle un acta de infracción al conductor de un Fiat 147. Las lesiones sufridas por el servidor público finalmente no revistieron gravedad, mientras que los atacantes se dieron a la fuga y no pudieron ser identificados.

Un inspector de tránsito de la ciudad de San Lorenzo terminó hospitalizado tras ser agredido por seis hombres, uno de ellos munido de un bate de beisbol, y el vehículo oficial destrozado, al intentar labrarle un acta de infracción al conductor de un Fiat 147. Las lesiones sufridas por el servidor público finalmente no revistieron gravedad, mientras que los atacantes se dieron a la fuga y no pudieron ser identificados.

En la madrugada del lunes, el inspector de tránsito de San Lorenzo, que se desplazaba en un móvil oficial, detectó una maniobra indebida de un auto Fiat 147, conducido por un hombre acompañado de una mujer en la zona de la Costanera.

El presunto infractor hizo caso omiso a la orden de detenerse y se dio a la fuga, comenzando una persecución.

El automóvil se detuvo en Catamarca y avenida San Martín, donde bajó la mujer, y siguió su marcha perseguido por el agente oficial hasta la intersección de Iriondo y Cochabamba.

El inspector bajó de la camioneta con su talonario de multas en mano, pero allí fue sorprendido por seis hombres —uno de ellos con un bate de beisbol— que lo agredieron fuertemente con golpes de puño y patadas, causándole heridas leves pero que no obstante obligaron a una atención hospitalaria. Los atacantes también la emprendieron contra el vehículo oficial, una camioneta Volkswagen Saveiro provista por la Municipalidad, que terminó con sus vidrios totalmente destrozados. La víctima, Pablo Mansilla, fue trasladado con algunas heridas leves hasta el hospital local y los agresores, aún no identificados, se dieron a la fuga.

Comentarios