Policiales
Viernes 19 de Agosto de 2016

"Así vivimos, hoy mataron a mi padrino, mi tío, y seguramente mañana no pasará nada"

El ahijado de Héctor Villalba, el hombre de 70 años asesinado esta mañana cuando salía a trabajar, dijo que "Rosario es una zona atacada".

El ahijado y sobrino de Héctor Villarruel, el comerciante asesinado esta mañana en una entradera cuando salía de su casa en Avellaneda al 1900, se quejó amargamente de la inseguridad de la que fue víctima su tío al señalar que "hoy nos tocó de cerca, mataron a mi padrino, a mi tío, y seguramente mañana no pasará nada".
En declaraciones a la prensa al arribar al lugar del crimen, el hombre -cuya identidad no trascendió- señaló que "no hay cámaras dentro de la casa, no hay nada. Así vivimos, hoy mataron a mi padrino, mataron a mi tío y mañana seguramente no pasará nada".
Al consultársele sobre si junto al cuerpo de su tío había una escopeta con la que Villarruel habría intentado defenderse dijo que "mi tío cazó toda la vida pero él era una persona grande, tenía 80 años (sic) y no se habría podido defender".
"No sé nada. No sé si fueron dos, tres o cinco tipos los que llegaron. No me dejaron entrar, la verdad no sé nada. Nadie te dice nada, no te dejan pasar. En lugar de tantas cosas, que no podés hablar, que no podés respirar, que no podés hacer nada, tendrían que empezar a agilizar las cosas los de arriba", protestó con gran amargura.
Cuando se le recordó que en la zona donde ocurrió el crimen se habían producido otros hechos similares, el joven fue contundente: "Rosario es una zona atacada. Yo vivo en Gálvez, y eso allá pasa todos los días. Lamentablemente me tocó hoy de cerca, pero esto no es nuevo para nosotros".

Comentarios