Policiales
Domingo 29 de Mayo de 2016

Asesinaron a un chico de 17 años en el epílogo de una fiesta en la zona sur

Junto a dos amigos asistió al cumpleaños de un conocido del barrio. Pero luego se encontró con una agresión desmesurada.

Un adolescente de 17 años fue asesinado ayer de dos balazos en la zona de bulevar Avellaneda y Saavedra, en circunstancias que se investigan, pero que habría sido el epílogo de una discusión en el final de una fiesta de cumpleaños. La víctima asistió al festejo en una vivienda de la zona junto a dos amigos, uno de los cuales también fue herido de bala y el otro golpeado ferozmente en la cabeza, pero ambos estaban anoche fuera de peligro.

Arremolinados en la calle, en la esquina de Río de Janeiro y Uruguay, en el barrio Triángulo y Moderno, varios amigos de Alexis Moreno lamentaban su muerte. Masticaban bronca y pensaban cómo hacer para ayudar a la familia de la víctima con los gastos que les insumiría conseguir un féretro digno y, además, llevar adelante el sepelio.

Cuando este diario se arrimó al lugar para consultarlos acerca de lo ocurrido, aclararon que lo que sabían era por haberlo escuchado de boca de testigos directos de la agresión, pero que ellos no habían visto nada, e incluso pidieron no ser identificados.

"Fue así, una ráfaga, pasó. Estaban en el cumpleaños de un pibe del barrio, en una casa de acá a la vuelta (en Saavedra al 3900) y unos que son de atrás (señala para el lado de bulevar Seguí al sur) le dispararon", dijo con recelo uno de los jóven que a regañadientes habló con este diario.

Pero desde esa esquina el grupo sugirió que sería mejor escuchar a uno de los protagonistas, Kevin C., de 19 años, amigo de Alexis y quien junto a Luis M., de 24 años, también resultaron heridos en el brutal ataque.

Malherido. Con un vendaje blanco que le cubría la parte superior de la cabeza, Kevin charlaba con dos amigos recostado sobre la pared de una casa, en Río de Janeiro y Amazonas. Como pudo, reconstruyó un hecho que no pareció estar motivado en un robo, sino en una discusión menor que derivó en una reacción desproporcionada y cruel de parte del victimario.

"Fuimos al cumpleaños de Ismael, que es un pibe del barrio. Había gente de toda la cuadra. Pero en un momento unos muchachos que no conozco me robaron la gorra y me empezaron a pegar culatazos con un arma en la cabeza, un montón de golpes", describió aún dolorido y sin poder precisar la cantidad de golpes que recibió.

"Cuando salí a la calle para ver qué pasaba veo que una de estas personas le apuntaba a Alexis con la pistola. Alexis le dijo «pará loco que soy amigo de Ismael», pero le tiraron igual", contó el joven sobre el instante en el que se produjo la agresión.

La secuela siguió con los disparos a Moreyra, quien resultó herido de bala en las piernas. "Como pude lo arrastré a Alexis hasta el cantero central de la avenida (el bulevar Avellaneda, a la altura de Saavedra), y después un taxi nos traslado al Heca", recordó el joven.

Bajo sospecha. Lo concreto es que en las calles del barrio del suroeste rosarino se corrió rápido la voz sobre la referencia de que uno de los posibles agresores podría ser una persona a la que se conoce como "El boliviano", afincado en un barrio cercano al lugar del hecho.

Alexis murió ayer a la mañana en el Heca como consecuencia de las graves heridas de arma de fuego que sufrió en el abdomen y en un muslo. Kevin, por su parte, fue suturado con varios puntos en el cuero cabelludo y Luis fue asistido por una herida leve de arma de fuego en la pierna derecha. Ambos recibieron el alta y están fuera de peligro.

Por el caso no había detenidos al cierre de esta edición mientras que la investigación quedó en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios Miguel Moreno, quien ordenó medidas a la Brigada de la Policía de Investigaciones (PDI), en busca de pericias, testimonioss y el levantamiento de rastros tanto en la zona donde atacaron aAlexis como en el lugar donde fue levantado su cuerpo antes de ser llevado al Heca.

Comentarios