Inseguridad
Viernes 28 de Octubre de 2016

Asesinaron de un balazo a un hombre en zona sur para robarle la moto

Sucedió ayer a la tarde en Ameghino al 3500. La víctima tenía 27 años. Los vecinos denunciaron que llamaron al Sies y que la ambulancia nunca llegó.

Un hombre de 27 años murió tras ser baleado por delincuentes que habrían intentado sustraerle la moto en la zona sur de Rosario. El hecho ocurrió alrededor de las 20 de ayer en Ameghino al 3500 y vecinos del lugar denunciaron que llamaron al Sies y que no obtuvieron respuestas.

Según las primeras informaciones, tres hombres armados interceptaron a César Armando Barua cuando se desplazaba en motor ese sector de la ciudad. De acuerdo a esa versión, la víctima se habría resistido y como respuesta recibió un disparo de arma de fuego en el pecho. Con Armando herido gravemente, los delincuentes huyeron con la moto.

Barua fue socorrido por vecinos del lugar que lo cargaron en una camioneta y llevaron al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez,.

Allí los médicos diagnosticaron herida de arma de fuego en región del hemitórax derecho con orificio de entrada sin salida. Se le realizó una cirugía y quedó en estado reservado, pero sobre la medianoche falleció.

En contacto con el programa "El primero de la mañana" de La Ocho, Adrián, un vecino que vive a 50 metros de donde ocurrió el hecho, relató: "Escuché disparos. Salí a la calle enseguida porque temí por mis tres hijas, y vi a un muchacho tirado en el piso. Junto con un vecino fuimos a socorrerlo y a perseguir a los delincuentes, pero no pudimos hacer nada. Los ladrones huyeron efectuando tiros al aire, a mansalva, no les importó nada".

"Siento una impotencia terrible al despertarme esta mañana para ira a trabajar y enterarme que este pobre muchacho murió por esta clase de gente", remarcó.

Adrián remarcó que tras la agresión. los vecinos se comunicaron con el Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) y que la ambulancia "nunca llegó. El hecho ocurrió a las siete de la tarde y todavía estamos esperando a la ambulancia. Los vecinos nos volvimos locos llamando a la ambulancia y nunca vino. Un vecino sacó su chata y entre todos los que estábamos ahí subimos al muchacho herido en la camioneta y lo llevamos al Heca. Si nos quedábamos a esperar todavía estaríamos ahí, en vela, esperando la ambulancia. Nos decían que el móvil ya estaba en camino, pero nunca llegó", remarcó Adrián esta mañana.

"Sentimos una impotencia terrible. Entre la delincuencia y la gente que se tiene que hacer cargo de lo que corresponde y no lo hace", agregó.




Comentarios