Policiales
Martes 10 de Enero de 2017

Asesinan a un abogado y buscan a un ex cliente disconforme por su trabajo

Un abogado y dirigente del Partido Justicialista chaqueño fue asesinado de tres balazos frente a su familia durante los festejos por el 138º aniversario de la muerte del Gauchito Gil en el santuario de la localidad de Presidencia de la Plaza y por el ataque la policía busca a un ex cliente, que lo habría asesinado disconforme con su asistencia letrada. Se trata de Rito Omar Giménez, quien el domingo a la tarde fue atacado en el santuario ubicado sobre la ruta nacional 16.

Un abogado y dirigente del Partido Justicialista chaqueño fue asesinado de tres balazos frente a su familia durante los festejos por el 138º aniversario de la muerte del Gauchito Gil en el santuario de la localidad de Presidencia de la Plaza y por el ataque la policía busca a un ex cliente, que lo habría asesinado disconforme con su asistencia letrada. Se trata de Rito Omar Giménez, quien el domingo a la tarde fue atacado en el santuario ubicado sobre la ruta nacional 16.

Fuentes policiales dijeron que el homicida estaría identificado y que los motivos que lo habrían llevado a cometer el asesinato responderían a un posible mal accionar del letrado asesinado y una deuda pendiente.

Se trata de un hombre de 31 años, ex cliente de la víctima, a quien procuraban localizar a través de distintos rastrillajes que se llevaban a cabo en la zona donde ocurrieron los hechos, especialmente en el interior de un bosque ubicado cerca de ese lugar. Al parecer el asesino responsabilizó al abogado por una sentencia desfavorable.

Los voceros revelaron que Giménez ya había recibido varias amenazas de muerte de parte del sospechoso relacionadas con la falta de pago de los honorarios profesionales. Incluso detallaron que había amenazado a un hermano del abogado diciéndole que donde lo encontrara a Giménez "lo mataría", pues habría quedado disconforme con una atención profesional en una causa penal de unos familiares. Los investigadores no descartan, a raíz de estas amenazas, que los hombres no se hayan encontrado de casualidad en ese lugar sino que el agresor pudiera haber premeditado el crimen y acudido armado al encuentro decidido a matar al abogado.

Tras recibir tres disparos, Giménez murió en el lugar, en tanto el asesino, que sería oriundo de la localidad de Machagai, distante a unos 25 kilómetros del lugar donde ocurrieron los hechos, actuó solo y escapó rápidamente.

Comentarios