Ni una menos
Martes 08 de Noviembre de 2016

Aseguran que en Santa Fe hubo 28 femicidios en lo que va del año

El dato fue proporcionado por una asociación civil "a falta de registros oficiales". Las denuncias que no se escuchan.

"Cuando hay un femicidio y hubo denuncias previas, es porque la Justicia no sancionó a tiempo al violento. Y si no hay denuncia, es porque la mujer no cuenta en muchos lugares con las herramientas para poder hacerla y queda a merced de la policía". En estos términos reflexionó Norma López, concejal de Rosario, integrante de la Corriente Nacional de la Militancia y secretaria de la Mujer del PJ santafesino. Y reveló que en Santa Fe se cometieron 28 femicidios hasta el 31 de octubre.

El dato, no oficial, fue recabado por la asociación civil Casa del Encuentro, en base a los registros de las noticias periodísticas, al no haber, a decir de la concejal, "datos oficiales certeros".

Tanto López como Mercedes Paniutti, técnica superior en Familia y antropóloga social que releva los casos de femicidio, aseguraron que hay un recrudecimiento de la violencia hacia las mujeres; en palabras de Paniutti, "no sólo en cantidad, sino en la saña con la que se producen".

En diálogo con LaCapital, López reveló que los casos de femicidio y violencia se han acrecentado en muchos lugares, sobre todo a medida que avanza la organización de mujeres.

"Venimos de un proceso que tiene que ver con los derechos igualitarios, pero es muy difícil dejar atrás las prácticas patriarcales que no permitan la posibilidad de darle valor a la otra, ni la posibilidad del discurso", consideró. Entonces "mientras avanzamos en organización, en reclamos, en empoderamiento, desde distintos estamentos como la Justicia y la policía el mensaje que se lleva sigue siendo el de impunidad".

A su juicio, las políticas públicas "no alcanzan; los presupuestos son mínimos, los gobiernos no ponen en funcionamiento las herramientas con las que cuentan y la Justicia no acepta la apelación de la ciudadanía".

Denuncias. López explicó que, en general, las mujeres que son víctimas de violencia extrema al punto de causar sus muertes "tienen registros de denuncias, y la Justicia no actuó a tiempo sancionando inmediatamente al culpable. Y si no las hicieron, es porque no tenían a su alcance las herramientas para formularlas, y esas herramientas deberían ser proporcionadas por el mismo Estado. En Rosario, podés denunciar sin ir a la policía, pero hay muchísimos lugares donde no existen estas instancias, como pueblos más chicos, y ni hablar de zonas rurales".

Pero fue más allá al reclamar al Estado, en todas sus instancias, para que frene la espiral de violencia y puso como ejemplo la educación: "Los chicos necesitan desde la educación un mensaje amoroso y de respeto por el propio cuerpo y el del otro. Los pibes que se crían en un hogar cruzado por la violencia crecen con esa presión, porque lo único que hay aprendido es la construcción de ese vínculo, y ahí el Estado se tiene que hacer presente".

Aumento "tremendo". En tanto, Pagnutti calificó como "tremendo lo que está pasando desde octubre para acá. Sólo en lo que va de noviembre teníamos contabilizados ocho femicidios en el país, y ahora con lo de Entre Ríos se suman cinco en un fin de semana", se espantó.

A su entender, hay una relación entre el recrudecimiento de la violencia y la visibilización que se está haciendo de ella, aunque no arriesgó una línea directa entre el creciente movimiento por los derechos de la mujer y los últimos hechos de femicidio.

"Lo que sí es cierto es que desde 2009 hay un aumento tremendo, no sólo en cantidad, sino en la saña con la que lo hacen", remató.

Comentarios