Policiales
Miércoles 10 de Agosto de 2016

Asaltaron un local de golosinas en la zona norte

Dos hombres armados asaltaron un comercio de venta de golosinas y se alzaron con alrededor de 5 mil pesos de la recaudación y un par de celulares.

Dos hombres armados asaltaron un comercio de venta de golosinas en la zona norte y se alzaron con alrededor de 5 mil pesos de la recaudación y un par de celulares de empleados que se encontraban en ese momento. El atraco, que ocurrió al anochecer del lunes, no se prolongó durante más que dos o tres minutos y no afectó a ninguno de los clientes que aún estaban en el local.

Según fuentes policiales, los delincuentes escaparon del lugar en una moto y anoche no habían sido identificados.

Esquina. Según indicaron fuentes policiales respecto de la denuncia radicada en la comisaría 10ª, el atraco se perpetró el lunes alrededor de las 19.40 en la sucursal del Emporio de las Golosinas ubicada en bulevar Rondeau 801, justo en la esquina con Sorrento.

A esa hora los empleados estaban ultimando detalles para el cierre del comercio, pero todavía había clientes haciendo compras en el lugar. Y si bien a esa hora de la tarde los comercios de la zona acostumbran a trabar las puertas y abrirles, en lo posible, a los conocidos, al parecer en este caso los hampones se adelantaron y lograron sorprender al personal.

Así, según indicó el vocero consultado, ingresó al local un joven de entre 20 y 25 años como si fuera un comprador más. Pero seguidamente lo hizo otro muchacho que esgrimió un arma de fuego.

Armados. "Fue cuestión de minutos, no más de dos o tres. Los dos estaban armados. Sin hacer mucho ruido amenazaron a los cuatro o cinco empleados que había y les pidieron el dinero de las cajas. También aprovecharon y les arrebataron los celulares a algunos de los empleados", comentó un vecino en virtud de lo que le habían comentado. Y agregó que "por suerte no le robaron nada a ninguno de los clientes que estaban todavía comprando. Es más, algunos ni siquiera se enteraron de lo que había pasado hasta que llegaron a la caja".

Entre dos y tres minutos después de haber irrumpido en el comercio, los hampones se dieron a la fuga con una suma que un portavoz policial estimó en unos cinco mil pesos, además de la billetera de un empleado y uno o dos teléfonos celulares. Quienes los vieron escapar resaltaron que la moto roja en la que huyeron no tenía farol en la parte delantera.

Comentarios