Fiesta electrónica en Arroyo Seco
Sábado 07 de Enero de 2017

Arroyo Seco, un imán fuera de control que capta cada vez más a jóvenes rosarinos

La muerte de una chica de 20 años y de un muchacho de 34 en el boliche Punta Stage el 1º de enero puso sobre el tapete la falta de prevención en esa ciudad a la hora de realizar fiestas, que resultan sumamente atractivas para los jóvenes.

Las muertes de Giuliana Maldovan y Lucas Liveratore luego de asistir a una fiesta de música electrónica en el boliche Punta Stage de Arroyo Seco el 1º de año, pusieron al descubierto la falta de controles en la noche de esa ciudad, que atrae cada vez más a los jóvenes rosarinos.
Chicas y muchachos de estos lares encuentran en esa ciudad la posibilidad de extender la diversión hasta altas horas, sin atender a las denuncias de concejales locales que plantean que allí no se realizan exámenes de alcoholemia, no hay inspectores suficientes y que los menores ingresan a los boliches, además de la realización de picadas de autos, boliches con música muy potente y grescas permanentes.
Desde la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Rosario (Aeghar), en tanto, expresaron su preocupación por la cantidad de jóvenes rosarinos que se trasladan hacia esa y otras localidades de la región "donde la falta de prevención genera tremendas consecuencias".
Lea mañana la nota completa en la edición de La Capital.

Comentarios