Policiales
Sábado 28 de Mayo de 2016

Arrestan a un menor por el atroz crimen de Guadalupe Medina en villa Banana

Tiene 16 años y le imputan ser del grupo que vejó y mató a Guadalupe Medina, de 12 años. El padre de la nena acusó a "La banda de Pandu".

Gabriel Medina, el padre de la niña que fue encontrada el miércoles en una precaria casilla de Lima al 2900 estrangulada y con signos de abuso sexual, denunció ayer públicamente a una banda de jóvenes que tiene a maltraer a los vecinos de villa Banana y dijo que "son unos rastreros sobre los que debe caer todo el peso de la ley". En ese marco, la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a un adolescente de 16 años que quedó a disposición de la Justicia de Menores como uno de los supuestos homicidas de la nena y fue alojado en el Instituto de Recuperación del Adolescente Rosario (Irar).

El cuerpo de Guadalupe Medina, identificado la tarde del jueves después de una extraña confusión por parte de la madre de otra menor que por entonces permanecía desaparecida, fue encontrado semidesnuda en una casilla de Lima al 2900. La habían estrangulado, tenía signos de abuso sexual y daños en las manos y los brazos, como si hubiese querido defenderse.

"Estoy vacío". Ayer, una vez que se supo la verdadera identidad de la menor, su padre dio una entrevista a Canal 3 en su casa de Rueda al 4500. Allí contó que Guadalupe era la menor de sus hijas mujeres, que tenía 9 hijos junto a su pareja y que ahora está "vacío". Cargado de dolor pero sin ánimos de venganza, el hombre pidió que "los culpables, los que le hicieron semejante cosa a mi pequeña, se pudran en la cárcel".

En medio de un barrio donde parece que las redes del Estado no llegan, o llegan muy tarde, Gabriel Medina arriesgó su vida dando a conocer el nombre de quienes él cree son los culpables del crimen de Guadalupe. "Todos sabemos quienes son estos asquerosos. Wititi, El chueco, El rengo, Muqueño, Jésica", enuncia los apodos de jóvenes que ya estuvieron reflejados en las páginas de La Capital porque son integrantes de "La banda de Pandu" o Nelson Alexis A., de 35 años y detenido desde abril de 2015 acusado de al menos seis delitos, entre ellos un homicidio.

Gabriel recuerda que el 24 de mayo él estaba almorzando y su hija "se fue con una prima. Siempre se iban y andaban por ahí. Pero a la noche volvía y esa noche no volvió. Por eso al otro día (miércoles 25) nos preocupamos mucho. Y cuando supimos que habían encontardo a una nena muerta pensamos en ella".

Sobre la confusión de la identidad del cadáver ese día, sólo pudo decir que al enterarse que otra mujer había reconocido a la menor como su propia hija siguieron esperando a Guadalupe, pero como no apareció fueron al Instituto Médico Legal y se enfrentaron a la más dura realidad.

Cuando habla de los supuestos autores del crimen de su hija, Gabriel cuenta que "eran su junta, siempre andaba con ellos, pero eso no les permite hacer lo que le hicieron. Yo ahora sólo quiero creer en la Justicia. Ellos andan por el barrio y tienen que estar presos, que se pudran en la cárcel".

En tanto doña Rosa, la abuela de Guadalupe, dijo que su hija "se quiere matar por lo que la pasó a la nena y encima todavía no le entregaron el cuerpito para velarlo". Y sobre los agresores coincidió con su yerno en que son "una manga de sinvergüenzas que hasta pasan por delante de la casa de mi hija y se burlan de ella por lo que hicieron. Son chicos que andan vinculados con los narcos del barrio y que la policía conoce", concluyó la mujer.

La banda. El grupo liderado por "Pandu" apareció en villa Banana a principios de 2015 y se hizo conocida por atemorizar y atacar a vecinos y a militantes sociales del barrio con el fin de usurparles las propiedades para instalar quioscos de venta de drogas. Cuando su líder cayó detenido, pesaban sobre él seis pedidos de captura, entre ellos uno por el homicidio de Javier Barquilla, un albañil de 37 años baleado el 4 de febrero de ese año cuando salió en defensa de su cuñado, a quien los soldaditos de "Pandu" le habían entrado a robar.

A "Pandu" también lo buscaban por el ataque a tiros contra una casa de Presidente Quintana al 4900, ocurrido en 2014 en un ajuste por venta de drogas; y por haber baleado a Alejandro Manuel R., de 17 años, en Garibaldi y Rouillón el 27 de septiembre de 2013. También fue sindicado como uno de los que intentó matar a Sergio Muñoz, un militante social de villa Banana atacado el 7 de marzo de 2015. Y le atribuyen al menos tres robos calificados en el Gran Rosario: dos en Soldini y otro en Pujato.

Pocos días más tarde la policía también apresó a Rodrigo Gustavo B., apodado "Wititi", uno de los jóvenes que ahora el padre de Guadalupe acusa como autor del crimen de su hija. Este muchacho es cuñado y ladero de "Pandu" y salió en libertad tras un proceso abreviado en el que fue sentenciado a 3 años de prisión.

Finalmente, ayer la Policía de Investigaciones apresó a Gabriel Francisco Q., de16 años, quien también sería parte de la temible banda y que por ser menor quedó a disposición de la jueza Gabriela Sansó. Según trascendió en su poder se secuestró ropa perteneciente a la víctima, lo que será usado como evidencia en el juicio que deberá afrontar.

Comentarios