Ovación
Viernes 28 de Octubre de 2016

Arremetida por la Afip y la TV

El gobierno acorrala a los clubes: reclama deuda y les saca aportes.

Parece claro que el gobierno nacional está jugando muy fuerte en el fútbol y ayer se movió en dos direcciones que son un llamado de atención muy importante para los clubes. En la búsqueda de dar un mensaje de transparencia, aunque en el fondo puedan jugarse otros intereses, hizo dos anuncios que sacuden la estructura de la AFA, aunque lejos está de intentar desestabilizar el proceso de la Comisión Normalizadora que lleva adelante Armando Pérez, un hombre ungido por otra parte desde el poder político. En un mismo acto, el titular de la Afip, Alberto Abad, anunció cambios impositivos muy importantes que afectarán las arcas de las instituciones, además de dejar al descubierto deudas que son menos abultadas de lo que se declamaron, entre los que están Newell's y Central. Y el encargado de Fútbol para Todos, Fernado De Andreis, le dio sepultura al programa que financiaba el deporte más popular el 1º de enero de 2017.

El mensaje de Abad fue repleto de números y generó confusiones. Primero aseguró que los clubes, de 2003 hasta el presente, contaron con privilegios impositivos que desfinanciaron el sistema previsional. Y dio cifras que pueden ser malinterpretadas. Dio ejemplos de lo que debieron haber pagado las instituciones si en vez de aportar el 7 por ciento hubieran pagado el 31 por ciento como el resto de los contribuyentes. Así, según sus cálculos, Central debería haber aportado más de 35 millones en ese período, pero de ninguna manera lo debe.

Abad también aseguró que hay más de 350 millones de retenciones en ganancias (que no es a los clubes sino a sus máximos directivos) que no llegaron a la Afip. En este caso no incluyó a los clubes rosarinos, pero en este mensaje parece dejar claro que pese a que se declama que los clubes sin entidades sin fines de lucro, sus directivos cobran sueldo y por lo tanto no habría diferencia con una sociedad anónima, que parece ser el verdadero propósito al que quiere llegar el gobierno en un futuro.

Y además, Abad reclamó 137 millones de deuda a varios clubes, entre los que está Central. Pero tanto el club de Arroyito como Newell's están acogidos a convenios celebrados con la AFA donde se les descuenta el 7 por ciento en derechos de televisación y transferencia de jugadores, y por lo tanto lo que puede haber pasado es que la AFA los retuvo.

En consonancia con este anuncio, Fernando de Andreis anunció la terminación de Fútbol para Todos a fin de año, dejando un enorme hueco que ahora los clubes deberán saldar. Armando Pérez ya dijo que será difícil reemplazar el aporte estatal (ver aparte) por la supuesta inviabilidad de televisar 15 partidos por fecha.

Esta decisión, y estas declaraciones, abren el camino de nuevo a los privados en el fútbol argentino, y por lo tanto a ser sometidos a sus condiciones. El gobierno dice que el que firme el nuevo contrato debe tener en cuenta la gratuidad de los envíos, pero eso aparece hoy más en discusión que nunca. El gobierno pateó el tablero, sin dudas.

Comentarios