El Mundo
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Argentinos necesitarán visa para ir a Europa

El sistema busca reforzar los controles de seguridad y de inmigración en el espacio comunitario mediante la formalización de una autorización de viajes para los ciudadanos de terceros países que quieran entrar en el espacio sin fronteras europeo Schengen y no necesiten visado.

Los ministros de Interior de la Unión Europea (UE) debatían ayer un plan para universalizar el sistema de visas para los extranjeros que ingresen al espacio Schengen de libre circulación transfronteriza por el bloque, así como una serie de medidas antiterroristas y el registro de datos de pasajeros aéreos. En la cumbre, los ministros comunitarios intercambiaron sus primeras impresiones sobre el llamado "Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes" (ETIAS, por sus siglas en inglés), propuesto a principios de esta semana con carácter de "urgente" por la Comisión Europea (CE), el órgano ejecutivo de la Unión Europea. El sistema busca reforzar los controles de seguridad y de inmigración en el espacio comunitario mediante la formalización de una autorización de viajes para los ciudadanos de terceros países que quieran entrar en el espacio sin fronteras europeo Schengen y no necesiten visado.

Los afectados por la decisión en debate, que son entre 30 y 40 millones de personas al año, entre ellos los ciudadanos argentinos, además tendrán que pagar una tasa de cinco euros para obtener la visa mediante un trámite que, según aseguró la Comunidad Europea, será muy breve.

Según fuentes confiables, quienes deseen viajar a los países de la UE deberán completar un formulario con 27 preguntas por Internet. Bruselas sostiene que en la mayoría de los casos el permiso se otorgará instantáneamente, apenas unos minutos después de solicitarlo.

No antes de 2020. El mecanismo, que endurece el acceso a las fronteras del bloque, es similar al llamado ESTA, aplicado por Estados Unidos, y prevé realizar comprobaciones de antemano y EM_DASHen caso de ser necesarioEM_DASH posibilitará negar la entrada al viajero. El sistema, sin embargo, no estará listo antes de 2020, pues primero deben aprobarlo el Consejo Europeo, es decir la reunión de los jefes de Estado y de gobierno del bloque, y el Parlamento Europeo.

La zona Schengen se creó en el año 1985 y comenzó a funcionar en 1995 para suprimir las fronteras entre sus países integrantes (unos 26 en total, 22 de la Unión Europea más Suiza, Noruega Islandia y Lichtenstein) y establecer controles comunes a los límites exteriores. En la práctica, funciona en términos migratorios como un solo país, con una política común de visados.

La medida debatida fue propuesta por la Comisión Europea tras los atentados islamistas en Europa del último año y a raíz de la crisis migratoria que golpea al Viejo Continente, con el objeto de facilitar el intercambio de información en los bancos de datos.

Los ministros de Interior comunitarios abordaron las mejoras que pueden hacerse al sistema de intercambio de información de Schengen (SIS), que la Comisión quiere mejorar.

La cumbre también contempla un seguimiento de la implementación de medidas antiterroristas y una ponencia del coordinador antiterrorista de la Unión Europea, Gilles de Kerchove con los resultados de un informe sobre ese tema, que además incluye recomendaciones para futuras acciones.

El Consejo de Ministros intercambiará puntos de vista sobre los progresos hechos en la implementación de la directiva sobre el registro de datos de pasajeros aéreos (PNR, por sus siglas en inglés), que fue adoptada el pasado 26 de abril.

Los Estados miembro de la Unión Europea tienen hasta el 25 de mayo de 2018 para aplicar esa normativa en sus regulaciones, así como las provisiones administrativas necesarias para cumplir con esa directiva.

Comentarios