Escenario
Martes 12 de Julio de 2016

"Argentina tiene muchos talentos y es necesario darlos a conocer"

Marianela Núñez, primera bailarina del Royal Ballet, actuará hoy y mañana en El Círculo, en el marco de una serie de ocho shows en el país.

La primera bailarina del Royal Ballet de Londres y máxima referente argentina en la escena internacional, Marianela Núñez, actuará hoy y mañana, a las 20.30, en el teatro El Círculo, en el marco de su regreso en julio a los escenarios de Argentina, para una serie de ocho actuaciones con distintos artistas argentinos para plasmar lo que presentó como "una fiesta de la danza".

"Junto a un amplio abanico de compañías públicas y privadas que trabajan por la grandeza de la danza en el país, vamos a mostrar lo mejor de nosotros para que el público disfrute de una fiesta de la danza", prometió Núñez durante una entrevista con la agencia de noticias Télam.

En medio de la febril actividad mundial que le impone su rol protagónico en el Royal Ballet de Londres, Marianela Núñez confesó que esa labor "realmente es un prestigio y, agregaría, un privilegio, porque desde esa compañía que es mi casa, me proyecto a todo el mundo". Pero con la misma pasión, sostuvo que esta gira de todo un mes -coincidente con sus vacaciones del Royal- le permitirá estar en contacto con "público de todo el país".

"Me encanta regresar y bailar en mi país —precisó— porque, por otra parte no soy de parar tantos días en vacaciones, prefiero un fin de semana largo, por ejemplo para ir a las Cataratas que es un lugar que adoro".

El tour en el que se dará el gusto de compartir escenario con su pareja, Alejandro Parente, y los más importantes bailarines del país, tuvo su primera noche argentina el 9 de julio en una gala gratuita a beneficio en su ciudad natal, San Martín, en el Estadio del Club Alemán. Allí, bailó junto a las principales figuras del Ballet del Teatro Argentino de La Plata, que dirige Maricel De Mitri, y el Ballet Nehuen dirigido por Fernando Montivero, a quienes se sumaron los bailarines de tango Paola Jean Jean y Nicolás Cobos, en una velada que contó además con la actuación de Amelita Baltar.

Hoy (en función abono) y mañana, en el teatro de Laprida y Mendoza presentará "Marianela Nuñez y sus invitados", con dirección de Analía Domizzi, espectáculo en el que bailará junto a Julieta Paul, Matías Iaconniani, Carla Vincelli, Lucas Erni, Yanina Toneato, Gerardo Marturano y Miguel Klug.

Los próximos sábado y domingo, Núñez bailará "Giselle" en el Teatro Municipal de Bahía Blanca en compañía del Ballet del Sur dirigido por Ricardo Alfonso, programa que se repetirá en la Teatro Provincial de Salta, junto al Ballet de dicha provincia, dirigido por Paula Argüelles, en las funciones de los días 20 y 21. La última noche de la intérprete en su tierra será el sábado 23 en el Teatro Coliseo de Buenos Aires con la puesta de "Marianela Nuñez y sus invitados", mientras que cruzará los Andes para los días 29 y 30 asumir "Giselle" en el Teatro del Lago de Frutillar (Chile) en compañía del Ballet del Sur.

—¿Qué significó bailar en su ciudad natal?

—Fue una gran emoción volver a mi lugar, a mi familia, a encontrarme con una de mis primeras maestras, Adriana Stork, que hoy es la directora de la Escuela de Danza de San Martín. Además estas Galas Solidarias desde hace tres años fueron útiles para varios objetivos, colaborar con gente que lo necesita o Instituciones como este año la Fundación MAMA y también para el desarrollo del arte de la danza en San Martín.

—¿Recuerda cómo y por qué decidió dedicarse a la danza?

—Mi mamá había estudiado baile y me llevó a una academia de barrio, me encantaba el movimiento. Allí le indicaron a mi madre que tenía condiciones y debía prepararme para ingresar a la Escuela del Teatro Colón, comencé a estudiar con Sara Rzeszotko, ingresé al Instituto del Colón y ya era mi carrera, era mi mundo, me sentía feliz y tuve todo el apoyo de mi familia que fue fundamental; cada vez los estudios eran mayores, las responsabilidades también. De allí a los 14 años hago un período en el Ballet de la Opera de Viena y luego en la Escuela del Royal Ballet de Londres hasta ingresar a la compañía.

—¿Qué le genera poder compartir esta serie de actuaciones con su pareja Alejandro Parente?

—La palabra felicidad es común pero es la cabal para esta interpretación, pero lo importante es que somos dos profesionales compartiendo el escenario, como cualquier pareja común que comparte un trabajo determinado, la única diferencia que el nuestro es trabajo artístico.

—¿Cómo armó la convocatoria a otros bailarines de Argentina para que la acompañen?

—Argentina tiene muchos talentos y es necesario darlos a conocer. Cuando surgió la idea de estas galas lo primero que propuse es que fueran bailarines argentinos: Parente, Cecilia Figaredo, Edgardo Trabalón, Jullieta Paul, Bautista Parada, Gerado Marturano, Yanina Toneatto, Matías Iaconianni, los jóvenes Mercedes Calderón, Lucas Erni, Paola Jean Jean y Nicolás Cobos, Rodrigo Colomba del Ballet Folclórico Nacional, con la dirección de Analía Domizzi. Son excelentes bailarines y la convocatoria se armó de esa manera convocando bailarines del Teatro Colón, del Teatro Argentino de la Plata, de grupos privados como el Ballet Metropolitano, el del Mercosur, el Folclórico Nacional, de Madero Tango... es un amplio abanico de compañías que trabajan por la grandeza de la danza en el país.

Dieciocho años en el Royal

Hace ya 18 años que Marianela Núñez vive en Londres, ciudad a la que llegó para sumarse al emblemático Royal Ballet. Esta compañía es una institución muy especial. Graban los ensayos y los suben a la web; filman las funciones y las transmiten por satélite a los cines; salen por TV, producen DVD. Hacen giras mundiales todos los años. “Toda mi vida fui fanática del Royal. Vi en la pantalla del cine o del televisor a quienes después fueron mis maestras ensayistas. Mi mamá debe tener todavía todos los VHS que dejé en mi cuarto. Y en Londres tengo un montón de DVD, y aunque se trate de un ballet que ya hice, siempre los veo para investigar los roles”, aseguró la bailarina en una entrevista con el diario La Nación.

Comentarios