El Mundo
Martes 02 de Agosto de 2016

Argentina no está dispuesta a que Venezuela presida el Mercosur

Junto con Paraguay Brasil y Uruguay rechazan que Caracas tome la presidencia pro témpore del bloque, que Maduro se autoasignó.

Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay desconocieron la autoasignación de la presidencia pro témpore del Mercosur que hizo el gobierno venezolano de Nicolás Maduro. Argentina hizo saber oficialmente que considera que "ningún país" puede asumir "sin traspaso", el que no hizo Uruguay, país que estuvo a cargo de la presidencia rotativa del Mercosur en el primer semestre del año. Luego de un mes de arduas e infructuosas negociaciones, Uruguay tiró la toalla y anunció que no detentaba más ese cargo. Pero no designó a Caracas, como es de rigor. Acto seguido Maduro se autoarrogó el cargo, lo que desencadenó la reacción de Argentina, Brasil y Paraguay. La crisis institucional toma al Mercosur en un momento particularmente opaco del bloque, mientras debe enfrentar negociaciones con la Unión Europea y rivalizar con el dinamismo del bloque de la Alianza del Pacífico.

"Argentina considera que ningún país puede asumir la presidencia sin traspaso", afirmaron temprano fuentes de la Cancillería. Desde el ministerio de Relaciones Exteriores se propuso "una reunión de coordinadores para solucionar el problema", que se podría realizar en los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, que comienzan el próximo 5 de agosto. En una carta dirigida a sus "colegas cancilleres", fechada el 31 de julio, la canciller Susana Malcorra afirma que "para la República Argentina la presidencia pro témpore del Mercosur no puede ser asumida ni ejercida hasta tanto se concrete su traspaso por el Consejo del Mercado Común, bajo el formato y con las formalidades del caso. Dada la gravedad que reviste la situación actual, que podría derivar en una controversia sobre la interpretación de los instrumentos fundacionales, es imprescindible que empeñemos nuestros mayores esfuerzos en la búsqueda de una solución", instó la ministra de Relaciones Exteriores argentina. Malcorra agregó: "A fin de asegurar el normal funcionamiento del Mercosur, la Argentina puso a consideración un mecanismo transitorio, que instó a aprobar con urgencia". En otro párrafo, Malcorra afirmó que los cancilleres Rodolfo Nin Novoa (Uruguay) y Delcy Rodríguez (Venezuela) generan "una situación inédita en los 25 años del Mercosur y puede derivar en una parálisis de sus trabajos, con consecuencias negativas para los Estados partes".

Tridente. De esta manera, Argentina se sumó a Paraguay y Brasil en desconocer la presidencia del Mercosur que se autoasignó Venezuela. Más temprano, el canciller paraguayo había abierto el fuego contra el gobierno chavista. Eladio Loizaga afirmó que el Mercosur está siendo dirigido "en coordinación entre los tres países EM_DASHArgentina, Brasil y ParaguayEM_DASH para buscar una salida lo más pronto posible", a la crisis institucional. "Paraguay no acepta esta autoproclamación por parte de Venezuela en el ejercicio de la presidencia pro tempore del Mercosur", dijo Loizaga. "Nosotros, Argentina y Brasil estamos agarrando esa pelota. Vamos a tener una reunión posiblemente esta semana para ir viendo las alternativas".

Viernes, día bisagra. El viernes pasado, Uruguay dio por concluida su gestión en la presidencia rotativa del Mercosur, luego de un mes de innumerables reuniones para saldar el traspaso. El semestre de presidencia uruguaya había terminado bastante antes, el 30 de junio. Pero Uruguay en su comunicado no anunció el traspaso a ninguno de los socios del bloque, de acuerdo con el comunicado de su cancillería. El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, y el influyente ministro de Economía Danilo Astori coincidieron en señalar que la crisis del Mercosur es grave y no vislumbran una salida. Según el reglamento, el paso del testigo de la presidencia se hace semestralmente y por orden alfabético. Luego de Uruguay corresponde a Venezuela. Pero las graves irregularidades en el respeto de los derechos políticos y humanos que se han comprobado en el país que gobierna Maduro llevaron a objetar el traspaso. La OEA tiene a Venezuela en el banquillo por posible violación de la Carta Democrática Interamericana.

Ante el anuncio de Uruguay del cese de su mandato, Nicolás Maduro reaccionó rápidamente con una carta que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, remitió a los miembros del bloque. "Tenemos a bien informar que, a partir del día de hoy, la República Bolivariana de Venezuela asumirá con beneplácito el ejercicio de la presidencia pro témpore del Mercosur con fundamento en el artículo 12 del tratado de Asunción y en correspondencia con el artículo 5 del Protocolo Ouro Preto", señaló la carta, fechada el pasado viernes pero publicada el sábado.

Brasil se ha limitado a comentar a través de su presidente Michel Temer que no está exactamente oponiéndose a que se transfiera la presidencia a Venezuela, sino que ese país debe cumplir con determinados requisitos internos para su integración plena, la que aún está pendiente desde 2012, cuando ingresó en un proceso también muy polémico, por la exclusión temporal de Paraguay. Hasta el momento solamente Bolivia, país que que está en trámite de adhesión al bloque, expresó su reconocimiento a Venezuela. Evo Morales saludó la presunta presidencia pro témpore venezolana y consideró que esta crisis "fue otro ataque a la integración económica por instrumentos del sistema capitalista".

Comentarios