Río 2016
Viernes 05 de Agosto de 2016

Argentina debutó en los Juegos Olímpicos con el pie izquierdo

El seleccionado argentino perdió 2 a 0 con Portugal en el inicio del grupo D y complicó sus chances de clasificar. No jugó bien, pero la derrota fue demasiado.

Un rendimiento flojo para una derrota exagerada. Una caída complicada, como todo debut, pero una sensación extraña: Argentina, la Sub 23 del Vasco Olarticoechea, la primera representación criolla en salir a escena en Río 2016, siempre pareció superior a Portugal. El problema, vaya problema, es que casi nunca pudo demostrarlo y terminó perdiendo 2 a 0 ante un rival que rompió el cero promediando el segundo tiempo y lo cerró al final con un error de Rulli de esos que dejan la cabeza de los arqueros 2 o 3 días dando vueltas.

   El 4-2-3-1 que armó el técnico con José Luis Gómez de volante, la "sorpresita" que había anunciado, tuvo momentos de lucidez y hasta tranquilamente podría haberlo ganado si hubiera tenido más puntería. Pero no fue todo lo compensado que era necesario y terminó pagando caras un par de desatenciones, porque el primer gol también tiene un error grave: Paciencia, con toda la ídem del mundo, tuvo el tiempo necesario para elegir el remate que más complicaba a Rulli.

   El esquema, que es el que está de moda, tuvo el beneficio de sumarlo a Gómez en defensa cuando fue necesario, pero el defecto de ponerlo a definir. Y si bien terminó 2 o 3 veces con centros hacia atrás peligrosísimos, tuvo un par de mano a mano que dilapidó por ser defensor, aunque es un jugador de una proyección impactante.

   Ascacíbar dio el piné mientras el partido fue tal y Mauricio Martínez, el flamante canalla, lo mejorcito de un equipo cuya mala imagen del final es también injusta. Quien se quede con los últimos 20 minutos del partido equivocará probablemente el análisis y el pronóstico.

   Proyectado hacia adelante, el desarrollo del encuentro probablemente le haya dejado a Olarticoechea un par de recetas que deberá implementar en un puñado de días. El domingo Argentina enfrenta a Argelia, que ayer perdió con Honduras, y deberá ganar.

   Nótese que hasta aquí no se escribió sobre Angel Correa, una muestra inequívoca de que el equipo no tuvo el volumen de juego que le hubiera permitido demostrar en el resultado que era superior a Portugal. Y la referencia mete de inmediato a Gio Lo Celso adentro de la cancha.

   El volante auriazul ingresó ayer unos pocos minutos después del primer gol de Portugal y ya para entonces Argentina se había desintegrado como equipo. Iba por obligación, pero sufría muchísimo los espacios que dejaba y que Portugal usufructuaba.

   Lejos de ingresar para darle juego al equipo, Lo Celso tuvo la necesidad de ordenar un equipo que, se insiste, sintió demasiado el impacto del primer gol portugués.

   Otro de los remedios que puede combatir el virus que afectó al equipo en la segunda parte del segundo tiempo es el ingreso de Simeone, sobre todo porque Calleri es una fábrica de desapariciones y de casi goles. Aparece muy de tanto en tanto y cuando tiene ocasiones no siempre elige la mejor opción. Hace rato que falla goles importantes y eso se nota en partidos como el de ayer.

   Para el final queda el más lógico de los razonamientos, que se da de bruces con cualquier postura optimista. Aunque Argentina cuando juega al fútbol sea protagonista hasta cuando no se lo propone, la lista de apuro, el cambio de un jugador sobre la hora y la necesidad de subir drásticamente un entrenador que tenía su cabeza en otro lado, influyen e influirán en un plantel que lejos estuvo de tener la preparación ideal para disputar un Juego Olímpico.

˝No se puede perder más, se vienen dos finales˝

El entrenador de la selección argentina, Julio Olarticoechea, aseguró ayer que el equipo se va a "reponer" de la derrota del debut ante Portugal.

   "No se puede perder más. Se nos vienen dos finales (Argelia y Honduras), aún tenemos chances y estoy seguro de que nos vamos a reponer", auguró el entrenador.

   Pese al 2-0 final, Olarticoechea resaltó que la actuación de sus dirigidos "no estuvo tan mal" teniendo en cuenta las "ocho situaciones claras de gol" que generó.

   "Tuvimos ocho situaciones claras y no convertimos. Los partidos se ganan con goles. Esperemos que se nos abra el arco en el partido que viene. Buscaremos tener más equilibrio sin resignar la potencia ofensiva", dijo.

    "Por los videos que vimos de Portugal en la previa cambié el esquema para equilibrar en el medio frente a un rival al que noté muy dinámico. Me dio la sensación de que con José Luis Gómez en el medio íbamos a contenerlos mejor y a tener más peso arriba, algo que se dio", justificó en relación al cambio táctico.

   Además, reconoció que el posterior traslado de Gómez a la defensa en el segundo tiempo "estaba previsto porque no iba a aguantar los 90' en ese puesto".

    Asimismo, señaló que la actuación de Angel Correa, la figura internacional más importante del plantel, "no fue la esperada y perdió varias pelotas", aunque adelantó que "será titular" el próximo domingo frente al representativo de Argelia.

   Como contrapunto, destacó al delantero Cristian Pavón (ingresó al plantel a último momento por la lesión de Manuel Lanzini y ayer salió desde el banco de relevos) y dejó entrever que "se ganó la titularidad" para el encuentro del domingo.

   Por otro lado, recordó: "Siempre dije que no iba a poner excusas, más allá de que se notaron las dificultades previas que sufrimos, algo que recién se expuso cuando nos partimos con el 0-2. Igualmente en el primer tiempo impusimos nuestro ritmo".

   A su vez, el director técnico nacional avisó que el elenco lusitano "es candidato a la medalla dorada, pero no sé si es el más complicado del grupo".

Lo Celso habló de problemas en la zona de definición

Giovani Lo Celso, la joya de Rosario Central que fue vendido al PSG (aunque seguirá en Arroyito hasta fin de año) fue uno de los pocos jugadores argentinos que se detuvo en la zona mixta. En realidad, sólo José Luis Gómez lo acompañó, además del Vasco Olarticoechea, que para entonces ya había dado su conferencia de prensa. Con un medio tono que marcaba claramente el estado de ánimo, Lo Celso volvió a atacar a la falta de definición como la culpable fundamental de la derrota.

   "Fue un partido duro ante un rival difícil. Creamos muchas situaciones de gol que no pudimos concretar. Ellos encontraron el gol, el partido se abrió y se nos hizo más difícil, pero así y todo seguimos generando jugadas de peligro", explicó el habilidoso volante canalla.

   —Lo que pasa que ese gol pareció que los golpeó demasiado y no pudieron reacomodarse.

   —Se hizo más de ida y vuelta y al ir a buscar tanto el empate dejamos espacios atrás y ellos lo supieron aprovechar. De todas maneras, esto recién arranca y todavía quedan dos finales.

   —Queda poco tiempo para el próximo partido.

   —Eso es lo bueno. El domingo tenemos revancha. Hay que levantar el ánimo y pensar en el partido que viene.

Comentarios