El Mundo
Sábado 11 de Junio de 2016

Argentina convocó a una sesión extraordinaria de la OEA por Venezuela

Argentina convocó a una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA a celebrarse el 23 de junio en su sede de Washington para analizar la crisis venezolana. La convocatoria parece marcar un cambio de tono, luego de que la propia Argentina propiciara la no aplicación de la Carta Democrática, como pedía el secretario general de la OEA Luis Almagro. Este ayer dijo sentir "satisfacción'' por la nuevaconvocatoria.

Argentina convocó a una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA a celebrarse el 23 de junio en su sede de Washington para analizar la crisis venezolana. La convocatoria parece marcar un cambio de tono, luego de que la propia Argentina propiciara la no aplicación de la Carta Democrática, como pedía el secretario general de la OEA Luis Almagro. Este ayer dijo sentir "satisfacción'' por la nuevaconvocatoria.

La agenda de la sesión especial tiene como único punto la presentación de un informe de 132 páginas elaborado por Almagro, en el que invoca la Carta Democrática Interamericana por considerar que el gobierno de Nicolás Maduro ha incurrido en alteraciones graves al orden democrático. El artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana autoriza a cualquier estado miembro o al secretario general a convocar al Consejo Permanente en caso de que "en un estado miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático''.

El Consejo Permanente tendría la autoridad de convocar a un periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General, la cual podría suspender a ese país de la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los 34 estados miembros. El Consejo Permanente aprobó este mes por consenso una declaración en la que sus miembros ofrecen su ayuda en favor de un gran diálogo nacional en Venezuela y respaldan la iniciativa de los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de la República Dominicana y Martin Torrijos de Panamá para resolver la crisis que atraviesa el país sudamericano.

Los 34 Estados miembros deberán pronunciarse sobre un tema que la OEA ha evitado durante años: votar sobre si, como afirma Luis Almagro, consideran que en Venezuela "existe una alteración del orden constitucional que afecta al orden democrático". Si la mayoría de los países, 18, creen que es el caso, el Consejo Permanente puede aprobar distintas medidas, entre ellas hacer gestiones diplomáticas para "promover la normalización de la institucionalidad democrática". La fecha de la nueva convocatoria fue emitida por Argentina, que preside el Consejo Permanente hasta fin de mes. La aplicación de la Carta Democrática pondría a Venezuela en una difícil situación, aún más aislada de lo que ya está actualmente.

Comentarios