Ovación
Martes 02 de Agosto de 2016

Arbitros de rugby que participarán de Río 2016 pasaron por Rosario

Después de 92 años, el rugby vuelve a los Juegos Olímpicos bajo la modalidad de seven. Es un acontecimiento histórico en el que muchas miradas se posarán en este juego.

Después de 92 años, el rugby vuelve a los Juegos Olímpicos bajo la modalidad de seven. Es un acontecimiento histórico en el que muchas miradas se posarán en este juego. Por este motivo, ya desde el año pasado la World Rugby venía pensando en hacer con los árbitros un campus previo a los Juegos Olímpicos. Las razones eran obvias: por ejemplo muchos de los referís designados tienen doble función, arbitran en el rugby de quince hombres y también en el de siete. Y conscientes del tremendo impacto que van a tener en el rugby los Juegos, los dirigentes decidieron buscar un lugar para que unos días antes pudieran concentrarse y ponerse en tema. En otras palabras, focalizarse en el juego antes de la gran cita del deporte mundial. Fue entonces cuando empezaron a sonar distintas opciones, como Montevideo. A Brasil no querían ir para evitar el exceso de presión ni tampoco buscar ciudades tan grandes como Buenos Aires por el tema de las distancias y los traslados, entre otras cuestiones estratégicas. Fue entonces cuando Rosario mostró sus bondades.

Es una ciudad grande pero chica a la vez, donde todo está cerca. Por sus aires de pueblo grande, por su amplia oferta en el campo gastronómico y todo lo que además puede ofrecer, desde sus parques hasta caminatas a orillas del río, Rosario terminó por ser la elegida.

"Tuvimos una gran colaboración del Colegio Inglés, que prestó sus salones para las conferencias, y también del club Gimnasia y Esgrima, que brindó su cancha y el gimnasio del parque Independencia para los entrenamientos físicos. Fuimos sumándole cosas al agrado que tienen por la ciudad", destacó el rosarino Carlos Molinari, liason official.

Menos los linesman brasileños, quienes se quedaron en su país, el resto de los árbitros y jueces de línea que participarán en los Juegos Olímpicos están en Rosario, preparándose en todos los aspectos (algo habitual en la previa de los grandes eventos) bajo la tutela del staff técnico de World Rugby, integrado por Paddy O'Brien, Tappe Henning y Vinny Munro.

Dentro del panel de árbitros masculinos, se destaca la presencia del sudafricano Craig Joubert, quien dirigió muchos años seven y pidió especialmente si podía ser considerado para los Juegos porque eran su gran ilusión.

"También están el representante argentino, Federico Anselmi, y árbitros y jueces de línea que pueden verse en el Circuito Mundial de Seven que fueron seleccionados para esta cita en un proceso de cuatro años", contó Molinari.

Por el lado de las mujeres, sobresale la española Alhambra Nievas, quien el año pasado estuvo en la terna para el mejor referí junto a Jérome Garcès y Nigel Owens. También está la italiana Beatrice Benvenuti y la neocelandesa Jess Beard, entre otras.

"El proceso de crecimiento de las mujeres en el referato fue muy superior al de los hombres porque en poco tiempo lograron consolidar un plantel importante. Tuvo un crecimiento exponencial, está muy bien desarrollado y el rugby femenino está creciendo en todo sentido", indicó Molinari.

"World Rugby tiene una estrategia clave para esto: el rugby tiene que desarrollarse tanto en la rama femenina como en la masculina, porque los Juegos Olímpicos así lo piden", completó el rosarino.

Dentro de las actividades en el campus, los árbitros recibieron una charla motivacional del uruguayo Antonio Vizintin, uno de los sobrevivientes del accidente aéreo de los Andes en 1972, palabras que serán una plusvalía para este grupo que se va a meter en un evento extraordinario en una disciplina que va a ser de la más observadas por ser novedad.

En el Palacio de los Leones

En uno de los pocos momentos libres que tuvieron los árbitros internacionales en el campus, el plantel completo fue recibido por la intendenta municipal Mónica Fein en el Palacio de Los Leones. Esta noche la delegación partirá rumbo Brasil, vía Buenos Aires, para desembarcar en Río de Janeiro.

Comentarios