Tarifazo
Martes 06 de Septiembre de 2016

Aranguren garantizó que con el aumento del gas, los pobres "dejarán de usar garrafas"

El ministro de Energía dijo que con la quita paulatina de subsidios se generarán mecanismos para que muchos hogares puedan acceder a la red.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguró hoy que el aumento del 203 por ciento del gas natural que se presentará en la audiencia pública beneficiará a un 40 por ciento de pobres que no tienen acceso a la red y, por lo tanto, dejarán de usar garrafas.
"Uno de los objetivos de la recomposición tarifaria es que los pobres tengan acceso a la red de gas natural. Por eso, estamos generando las condiciones, con un aumento gradual y previsible, para que haya menos gente que no tenga acceso a la red de gas natural", destacó hoy el funcionario acerca de la presentación que se realizará el próximo 16 de septiembre.
"Los pobres hoy van a tener una factura promedio de 107 pesos, cuando los que no tienen red y consumen gas licuado pagan 300 pesos por mes"
A su vez, Aranguren explicó que los subsidios a la tarifa se disminuirán para generar condiciones tales que muchos hogares del país dejen de utilizar garrafas. "Vamos a ir disminuyendo los subsidios y, por lo tanto, generar condiciones para que más gente tenga acceso al gas natural y hoy no tengamos 40 por ciento de los hogares argentinos gastando tres o cuatro veces más por el gas, porque tienen que consumir gas licuado de petróleo", indicó.
Aranguren ratificó que el Gobierno presentará un cuadro tarifario con aumentos de 203 por ciento para usuarios residenciales, de manera que en meses estivales como febrero o marzo, "el 79% de los usuarios va a pagar menos de 250 pesos, mientras que en los meses más fríos, como julio y agosto, el 37% pagará menos de esa cifra.
"Tanto en abril como ahora, el aumento porcentual para los que menos consumen es más alto, pero en valor absoluto es menor", puntualizó el ministro.
Asimismo, señaló que "los pobres hoy van a tener una factura promedio de 107 pesos, cuando los que no tienen red y consumen gas licuado pagan 300 pesos por mes".
"Lo que estamos haciendo es generar condiciones para que haya menos gente que no tenga acceso a la red de gas", enfatizó.
No todos son pobres. A su criterio, los de menor consumo no necesariamente son pobres. "Acá hay muchos departamentos en Puerto Madero que son de la categoría R1 y obviamente no son pobres. Por eso, no haría una correlación directa entre menor consumo y pobres", argumentó.
En tanto, el funcionario indicó que "el esquema escalonado (de aumentos) beneficia más a la capacidad de consumo" y garantizó que el Gobierno va a "proteger a los más vulnerables y hacer que la tarifa social llegue a quienes la necesitan".

Comentarios