Edición Impresa
Sábado 13 de Junio de 2009

Apuntes para la agenda legislativa

La respuesta a los chicos que están fuera de las aulas, el cumplimiento del secundario obligatorio y el rol del Estado en políticas socioeducativas son otros de los temas que los candidatos a diputados de Santa Fe, tanto oficialistas como opositores, proponen llevar para su debate en el recinto legislativo.

Tras la sanción de las leyes de los 180 días de clases, de educación sexual, de enseñanza técnico profesional, de financiamiento y la nacional de educación —todas aprobadas durante la gestión del actual senador Filmus al frente de la cartera educativa—; la derogación y reemplazo de la ley de educación superior también asoma en la agenda del Congreso para los próximos años.

1. ¿Qué propone para los chicos que están fuera de la escuela?

2. ¿Qué otro tema considera central llevar al Congreso?

Jorge Alvarez: "Falta una educación opuesta a la de los 90"

1. En esto coincido con las políticas que están llevándose a cabo desde el gobierno provincial, que consisten en un trabajo interministerial desde el Gabinete Social, compuestos por los ministerios de Salud, Educación, Desarrollo Social, Trabajo e Innovación y Cultura. Desde allí se pueden atacar las causas de los problemas, desde distintos ámbitos. Ese es un espacio sustancial para poder avanzar en la resolución real de los males que afectan a a los chicos que no están en la escuela.

2. La ley de educación superior está pendiente. Nosotros planteamos un cambio respetando la autonomía. Pero también hay que tener en cuenta que la creación de nuevas universidades sea acompañada de presupuesto, porque muchas veces se aprueban nuevas instituciones de educación superior pero sin que cuenten de un financiamiento acorde. Hay muchos proyectos en el Congreso al respecto. De ser electo diputado nacional, mi idea es analizar estas propuestas y poder trabajar en conjunto con el bloque del Frente Progresista, además de quienes son especialistas en esta área. Hace falta una educación de calidad superior a la que tenemos, y diametralmente opuesta a la política educativa que hubo en la década del 90, cuando particularmente a la escuela media se la rompió, un ejemplo de esta afirmación es lo que pasó con la escuela técnica. También un tema importante es el de la coparticipación, que impacta definitivamente en el sistema educativo. Porque cuando se habla de coparticipación y de transferencia de recursos, hay dos aspectos esenciales: uno es el que hace a los recursos en sí, y que la provincia ha ido perdiendo por los sucesivos pactos fiscales; y el otro es el de las leyes e impuestos que no son coparticipables, como el impuesto al cheque, del que se coparticipa sólo un 15 por ciento, o las retenciones.

Daniel Germano: "La secundaria debería ser optativa"

1. Ese es el gran drama que tenemos: cómo recuperamos al que se va del sistema. Porque no se escapa a los seis años, sino que es a medida que va creciendo por el fenómeno de la repitencia y la deserción. Para este tema tiene que darse una dedicación privilegiada. Esto ya lo decía Sarmiento, el problema es que el que más educación demanda es el que menos la precisa, porque es justamente el que la valora.¿Dónde tiene que estar el Estado? En el que menos demanda educación, porque no sabe de qué se trata, y ese es el núcleo social duro al que tenemos que apuntar. Pienso que para aquí habría que pensar en un sistema de incentivos de becas, que obligue a los padres a enviar a los chicos a la escuela. Lo que más me preocupa es cómo se hace con la reinserción, porque es muy difícil enseñarle a leer y escribir al hijo de un analfabeto. Tenemos que recuperar para el sistema a los que se nos escaparon, más allá de la obligatoriedad de la primaria y la secundaria. A mí me gustaría que la secundaria fuese optativa, porque sería lo más lógico y racional que todos sientan la necesidad de estudiar. O bien, pongámosla obligatoria para exigirla, pero también tengamos los elementos que hagan que esa coacción tenga realmente un grado de efectividad.

 

2. Otro de los temas que hay que trabajar en las demandas educativas que será necesario tratar en el congreso, y con el que insisto mucho, es el de la formación docente. Esto es porque cuanto más complicada esté la demanda educativa más docentes bien formados tenemos que tener para hacerle frente a la situación. Y por otra parte, me parece que con los maestros habrá que hacer, más allá de que les guste o no, una diferenciación de acuerdo con la tarea que realizan, porque hoy entiendo que están todos metidos dentro de la misma bolsa y eso no es justo.

Agustín Rossi: "Está pendiente la ley de educación superior"

1.   Hay que llegar a ellos y con políticas mucho más contundentes que las que tenemos. Porque si el incentivo para la reinserción escolar no compensa lo que puede obtener un chico como ingreso económico, pidiendo en la calle por ejemplo, lo ponemos en una disyuntiva muy difícil de sostener. Se puede subsidiar al grupo familiar según la cantidad de chicos, con la obligación de que los padres los manden a la escuela. Pasa que a veces esa plata que se les da termina siendo utilizada en cualquier otra cosa menos en el mantenimiento de la educación del niño. Además tenemos una franja muy alta de jóvenes que no estudian ni trabajan y allí la oferta para que estén dentro del sistema educativo tiene que ser más contundente. Todo lo que signifique la educación no formal debe estar armada con módulos relacionados con la necesidad específica de la región, con un salida laboral lo más cercana posible y armada entre las organizaciones gremiales tanto de trabajadores como de empresarios.

2. Nos queda la ley de educación superior pendiente. La empezamos a debatir el año pasado pero aún no llegó al recinto. Seguramente estará incluida en la agenda legislativa de aquí a fin de año o del próximo. Es una norma que completa todas las leyes nacionales aprobadas en los últimos años. Otra ley fundamental fue la de financiamiento educativo, con la que ya casi estamos llegando al 6 por ciento del PBI en inversión en educación para el año que viene. A esa ley le hicimos una modificación, para que esa cifra incluya sólo lo destinado a educación, separando a la ciencia y técnica. Y el de la infraestructura escolar es otro eje importante. Somos más eficientes en la construcción de escuelas nuevas que en el mantenimiento de las mismas, y por eso se podría armar un flujo permanente de dinero exclusivamente para el mantenimiento de los establecimientos educativos.



Comentarios