El Mundo
Domingo 14 de Agosto de 2016

Apuñalan a pasajeros de un tren en Suiza

Un suizo de 27 años prendió ayer fuego a un vagón de tren en Suiza usando líquido inflamable y apuñaló a varios pasajeros hiriendo a seis personas, entre ellas, un niño de seis años.

Un suizo de 27 años prendió ayer fuego a un vagón de tren en Suiza usando líquido inflamable y apuñaló a varios pasajeros hiriendo a seis personas, entre ellas, un niño de seis años, informó la policía suiza. Este ataque es el último de una serie de actos violentos, muchas veces mortales, que se produjeron en Europa en los últimos meses. Entre los incidentes hubo atentados reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La policía indicó ayer que todavía no se conocen los motivos del autor del ataque y precisó que el atacante no tiene origen inmigrante. "De acuerdo con la información que tenemos, un joven suizo de 27 años arrojó líquido inflamable (que) prendió fuego", señala el comunicado, añadiendo que el sujeto "estaba armado al menos con un cuchillo". El tren circulaba por el este del país, a lo largo de la frontera con Liechtenstein, detalló la policía regional de San Galo en un comunicado. El hombre que llevó a cabo el ataque también resultó herido.

Según la policía, el ataque se produjo cerca de la estación de Salez, en un tren en marcha que se dirigía de Buchs a Sennwald. Seis personas heridas, así como el propio atacante, fueron hospitalizadas con quemaduras y puñaladas, indicó el comunicado, sin dar más detalles. Además del niño de seis años, entre los heridos figuran dos hombres de 17 y 50 años, y tres mujeres de 17, 34 y 43 años, dijo la policía, añadiendo que en ese momento había decenas de personas en el tren. Una mujer y el atacante están "gravemente heridos", dijo Hanspeter Kruesi, portavoz de la policía. Nadie intentó dominar al atacante pero resultó herido en el incendio, añadió.

Al lugar del ataque se desplazó un contingente de policías, bomberos, ambulancias y helicópteros de rescate. La policía señaló que el tren había sufrido daños por valor de 100.000 francos suizos (92.000 euros). La fiscalía de San Galo ya abrió una investigación criminal para esclarecer el ataque.

Se trata del primer ataque de este tipo en Suiza, que sí han tenido lugar sin embargo en países vecinos europeos como Francia, Alemania y Bélgica, en especial a lo largo de los últimos 18 meses.

Comentarios